GuidePedia

0
Que debe tener para la limpieza de su hogar:

Limpiador de pisos de linoleo
Vinagre blanco y agua. Trapee con una mezcla de media taza de vinagre en un cubo de agua tibia. El olor a vinagre se irá rápidamente después que el piso se seque.

Limpiador para el sanitario
Bicarbonato de sodio, jabón líquido. Rocíe bicarbonato de sodio dentro de la taza del sanitario como usted haría con cualquier limpiador en polvo. Añada también un par de gotas de jabón. Refriegue con un cepillo y complete la superficie externa con un paño impregnado de bicarbonato de sodio.

Limpiador para todo uso
Para manchas en superficies de madera, baldosas y linóleo: jabón líquido ecológico. Añade algunas gotas de jabón líquido con un paño mojado y estriegue la superficie con fuerza.

Limpiador de horno
Bicarbonato de sodio, agua. Mezcle una taza de bicarbonato de sodio con suficiente agua para hacer una pasta. Aplíquela en las superficies del horno y déjela allí por un rato. Use el paño para restregar toda la superficie. Esta receta requiere más esfuerzo restregando, pero no es tóxico para usted o sus niños. Los limpiadores comerciales de hornos contienen irritantes muy severos. No use esta receta en hornos que se limpian ellos mismos. Limpiador de desagues
Bicarbonato de sodio, vinagre blanco, agua hirviendo. Esta receta limpiará taponamientos menores y ayuda a prevenir futuras obstrucciones. Vacie media taza de bicarbonato de sodio por el desagüe y luego media taza de vinagre. Deje que repose por unos minutos. Inmediatamente vacie una jarra llena de agua hirviendo. Repita el procedimiento si fuera necesario. Si el taponamiento persiste use un destapador, y si todavía resiste use una “serpiente mecánica”. Limpiador de cobre
Vinagre blanco, agua, sal. Mezcle partes iguales de vinagre y sal (una cucharada de cada una será suficiente) y aplíquelas a la superficie con un trapo. Asegúrese de lavar con bastante agua porque de lo contrario causará corrosión. No use este limpiador en acabados de nácar.

Publicar un comentario

 
Top