GuidePedia

0

No cabe ninguna duda: la obesidad infantil es una epidemia a nivel mundial. Por eso, los gobiernos más responsables han decidido atacar esta enfermedad con medidas que promuevan un estilo de vida saludable. España ha decidido no quedarse atrás y ha editado una guía para la salud en la escuela, ‘Ganar Salud en la Escuela. Guía para Conseguirlo’, elaborada conjuntamente por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Sanidad y Política Social.
Esta guía está dirigida a toda la comunidad educativa, incluidos los padres (que en esto tienen mucho que decir y hacer), y el personal sanitario. Así, desde el colegio se pretende inculcar hábitos saludables y prevenir riesgos futuros… pero debemos ser conscientes que también desde casa nos queda mucho trabajo por hacer.

En el colegio…
Alimentación saludable y ejercicio físico, son dos pilares fundamentales entre las seis áreas en que se sustenta esta guía. Las cuatro restantes: bienestar y salud emocional (salud mental, favorecer la autoestima, etc.); educación afectivo-sexual (lucha contra la discriminación por cuestiones de género, prevención de infecciones de transmisión sexual, etc.); seguridad y prevención de riesgos y lesiones no intencionadas (promover el uso de dispositivos de seguridad en el uso de vehículos, en actividades deportivas, etc.) y educación sobre drogas, alcohol y tabaco (promover estilos de vida libres del uso de drogas, reducir su incidencia, etc.).

Así, uno de los mayores problemas entre los alumnos españoles es el sedentarismo. Las nuevas tecnologías, los juegos de ordenador, la televisión… el estilo de vida actual no favorece que los niños se “muevan” y practiquen deporte. Debemos ser conscientes de que estamos fomentando adultos enfermos para el futuro (hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc.). Además, está demostrado que el inicio al deporte en la etapa infantil y la adolescencia incrementa la probabilidad de que se mantengan durante la edad adulta y, con ello, el bienestar de los individuos.

Pero también en casa…
El esfuerzo por tener niños sanos ha de realizarse, sin duda, desde todos los frentes. Por eso, además del educativo tienen un valor fundamental la familia y otras redes y agentes sociales. Porque, para que nuestros hijos sean físicamente activos toda su vida, necesitan que sus padres los inscriban en un deporte, los animen, apoyen y les acompañen en los entrenamientos y la competición.

Entrada obtenida desde elblogsaludable.es

Publicar un comentario

 
Top