GuidePedia

0
Mudarnos de casa siempre trae sentimientos encontrados de tristeza, de nostalgia, de alegría hasta de temor ante el nuevo hogar donde vamos a llegar. El día de la mudanza es ajetreado y un poco cansado, muchas veces al desempacar nos damos cuenta de que perdimos algo en el trayecto, es por esto que en este post le ofreceremos consejos para empacar ante una mudanza.
El empaque de pertenencias debe comenzar por lo menos dos días antes de la mudanza, en este momento es cuando las personas escogen entre los objetos que sirven y los que no. Deshacerse de los objetos que no usará más adelante le traerá dos beneficios, el primero es que su equipaje será más ligero y el segundo es que podrá donar la ropa, juguetes, zapatos o artículos para el hogar a quien los necesite.
Es muy importante elegir los materiales con los que se va a empacar. Las cajas de cartón son una mejor opción que las bolsas de plástico, sobre todo para empacar objetos frágiles como platos, vasos, porta retratos, etc. Utilizar plástico con burbujas para cubrir los objetos rompibles o periódico corrugado para rellenar los huecos, le garantizará que sus artículos llegarán en buen estado a su nueva casa. La ropa, por otro lado, es mejor guardarla en bolsas para basura que son más grandes y permiten almacenar gran cantidad de prendas bien dobladas.
Para organizar mejor su mudanza, puede almacenar en las cajas los artículos de una misma clase, por ejemplo libros, ropa, ropa de cama, objetos de la cocina, etc. Además, para no olvidar donde quedaron las cosas, es indispensable rotular las cajas. Si contrata servicio de mudanzas, les será más fácil a los operadores tener cuidado con sus pertenencias si usted escribe la palabra “frágil” donde guarde objetos de cristal.
La cinta adhesiva no debe faltar en su mudanza, tanto para cerrar las cajas o bolsas como para proteger las puertas de sus aparatos eléctricos. No olvide cerrar todas y cada una de las cajas o bolsas después de terminar de llenarlas, dejar huecos abiertos puede hacer que los objetos caigan y se pierdan.
Hay que tener un cuidado especial con los medicamentos, artículos de tocador y todos aquellos productos que pudieran vaciarse en el trayecto. Es importante asegurarse de cerrarlos bien para que no dañen al resto de las pertenencias.
Empacar al último las pertenencias de mayor utilidad le permitirá tenerlas a la mano al llegar al nuevo hogar pues serán las primeras en desempacarse, por ejemplo los objetos de cocina, las sábanas, ropa de cama, herramientas como taladro, desarmador, etc.
Por último, recuerde que si contrata los servicios de una empresa de mudanzas puede pedirles que le proporcionen lo necesario para el empaque y embalaje de sus pertenencias.

Publicar un comentario

 
Top