GuidePedia

0
Nada mejor para re-decorar la casa de manera sencilla y económica que un buen trabajo de pintura; pintar la casa usted mismo no es tan difícil como parece, con un poco de paciencia y con los consejos que en este post encontrará, tendrá un resultado fabuloso en su hogar.

Antes de empezar a mover los muebles de toda la casa, es importante escoger las habitaciones para pintarlas una a la vez. Preparar la habitación implica retirar muebles y todo aquello que pueda ser dañado por la pintura, si no cuenta con otro lado, colocarlos en el centro de la misma habitación es la mejor opción. Recuerde mover lámparas, cortinas, interruptores de luz o cuadros que cuelguen de la pared para que no queden huecos con la pintura anterior.

Prepare la pared a pintar limpiándola primero con un trapo húmedo, si hubiera agujeros en las paredes es necesario resanarlos perfectamente con cal o cemento para que la pintura cubra todo el espacio, de lo contrario quedarán huecos de la pintura vieja o bolas de cal.

Cubrir las zonas que no desea pintar con cinta adhesiva es muy importante ya que, aunque se pase un poco de la línea, la pintura no pasará del otro lado. Cubra el borde de las ventanas, las cerraduras de las puertas, toma eléctrica, interruptores de luz, etc.

La técnica de cubrir con cinta adhesiva los lugares que no desea pintar le servirá también para una decoración a tos tonos diferentes de pintura o, incluso como guía para colocar una cenefa.

Pintar el techo en conjunto con las paredes es un trabajo que no todas las personas hacen en su casa. Sin embargo, reavivar los colores de la casa puede resaltar el estado de deterioro de su techo. Darle una capa de pintura blanca (color del que generalmente se pintan los techos) reforzará el color de las paredes.

Si está decidido a pintar el techo de su casa también, es indispensable hacerlo primero que las paredes pues la pintura suele gotear en el piso y escurrir por las paredes estropeando el trabajo previo. Al techo, que generalmente se pinta con rodillo es necesario darle dos o tres manos para que se note la mejora.

Para un mejor efecto en los marcos de puertas y ventanas, primero hay que darles dos manos de pintura para lograr la cobertura deseada, para una mayor precisión utilice un pincel mediano. Al terminar de pintar es necesario esperar a que seque completamente y cubrir las zonas pintadas para evitar salpicaduras. Los rincones más difíciles de las paredes también pueden ser pintados con pinceles.

Una vez que todo esto ha sido terminado, las paredes pueden ser pintadas con brocha o rodillo; darle dos capas de pintura a la pared garantizará que luzca brillante y sin marcas de la anterior. Para retirar la cinta adhesiva sin dañar la pintura, puede utilizar un cuchillo.

Publicar un comentario

 
Top