GuidePedia

0

Desde pequeños hay que acostumbrar a los gatos a dejarse peinar, pues si esto se intenta hacer ya de adultos será más trabajoso, además se tiene que diferenciar bien el tratamiento de un gato de pelo corto, de uno de pelo largo.

En caso de tener pelo corto y que no este anudado, se puede pasar el peine normalmente, siempre comenzando por el cuello, volviendo muchas veces al cuello pues causa gusto en nuestras mascotas.

Si por el contrario, tiene el pelo largo y con nudos se debe comenzar masajeandolo con las manos, desenredando todo lo posible, acariciarlo y cepillarle primero el cuello a forma de relajacion. Nunca se debe procurar llegar hasta la piel en la primera pasada. La mano que acaricia, va alisando el pelo antes de pasar el cepillo. 

Publicar un comentario

 
Top