GuidePedia

0

La resequedad en la piel es un mal que acosa a diferentes personas y por diferentes motivos, algunas veces es producida por el clima y otras por tensión o problemas cotidianos. Aunque son diferentes las partes del cuerpo donde se presenta este mal, hay que procurar mantener todo el cuerpo hidratado.

Para el rostro:
El contacto direto con el viento y frio es la principal razón que produce la resequedad en la piel. Lo más dañino para la piel es el agua caliente, por eso hay que procurar al momento del baño terminar con agua fria, al menos en el rostro.

En el caso especifico del rostro, un remedio casero de los más efectivos es mezclar yogurt con miel y fresas trituradas obteniendo una mascarilla que debemos aplicar por 10 minutos y retirarla con agua tibia.

Para el cuerpo:
Lo mejor para lograr hidratación en el cuerpo es aceite para bebés luego del baño, cuando se tiene aún la piel húmeda es importante untar unas gotas sobre el cuerpo y frotar. De igual manera, la mascarilla formada para el rostro también es útil para otras partes del cuerpo tales como piernas, abdomen y brazos.

Para las manos:
Para ellas lo mejor es el aceite de almendras. Es muy económico y se encuentra en cualquier farmacia. Lo ideal es poner unas gotas en la crema de manos que se utiliza todos los días; la diferencia será increible, las manos lucirán humectadas y rejuvenecidas.

Publicar un comentario

 
Top