Préstamos personales en efectivo y préstamos inmediatos, una manera de salir de apuros

En muchas ocasiones se nos presenta un altercado o situación que requiere de que tengamos dinero a la mano, siendo que muchas veces no lo tenemos en el momento y disponible. La angustia de deber dinero a un hospital o banco es muchas veces aplastante por los intereses, los pagarés firmados y la incertidumbre. En muchas ocasiones la preocupación aumenta cuando tenemos el dinero para hacer el pago y por políticas de la empresa eso no se permite o nos cobran recargo por “pagar antes de tiempo”. Son muchas las condiciones que tenemos que pensar antes de pedir un préstamo a una empresa o asociación encargada de éstos negocios en específico, el cliente nunca tiene las de ganar. Para obtener un préstamo inmediato, el tiempo indicado es dos semanas antes del pago de nómina, generalmente el préstamo se da en pagos desde 500 pesos hasta 1 500 dependiendo del sueldo que se tenga. Por otro lado, estos préstamos inmediatos no tardan meses en ser procesados como los préstamos bancarios, sino que en 45 minutos podemos saber si se nos otorgará el préstamo o no. El pago de los prestamos inmediatos puede ser semanal, catorcenal, quincenal o mensual. En estos pagos, los intereses son una cantidad fija por semana, no una calculada diariamente. Debemos tener en cuenta que estos préstamos son distintos de los de los bancos en muchas cosas, empezando por las cantidades ya que son mucho menores los préstamos que se hacen en estos préstamos inmediatos, no tenemos que poner alguna propiedad en aval de nuestro pago ya que, como lo hemos dicho antes, se hacen teniendo base en el sueldo de la persona que pide el préstamo. Un lugar de préstamos inmediatos puede ser Elektra, quienes se dedican a distintos tipos de operaciones y entre ellas se encuentran los préstamos inmediatos, en menos de media hora nos resuelven. Ahora que si no queremos vernos envueltos en deudas con empresas ajenas por no saber con certeza si tendremos la oportunidad de pagarlo, podemos recurrir a los prestamos personales en efectivo , estos pueden ser pedidos personalmente a un conocido que tenga la solvencia económica, pero siempre debe hacerse con mucho cuidado, ya que debemos firmar un pagaré, que tiene validez legal y poner un plazo en el que se liquidará la deuda. Este periodo de tiempo debe ser inaplazable y debe haber testigos del préstamo y el pagaré para los préstamos personales en efectivo.

Publicar un comentario

0 Comentarios