Normatividad de seguridad para montacargas industriales

La operación de maquinaria industrial, como los montacargas y otras máquinas de carga para el traslado de insumos o mercancías requiere de una capacitación especializada, así como de medidas de seguridad muy específicas para reducir la probabilidad de accidentes graves. A continuación mencionaremos algunos de los aspectos más significativos que deben tomarse en cuenta para la aplicación de estas medidas de seguridad. Lo primero que se debe tomar en cuenta es que los operadores de los montacargas deben estar certificados como operarios de maquinaria pesada y contar con licencia de manejo para conducir de 5º grado. También se debe recordad que las cargas máximas que pueden soportar los aparatos deben estar especificadas en un lugar visible y que por ningún motivo se debe colocar un peso mayor al permitido por vehículo. Antes de comenzar a operar el montacargas, el usuario debe asegurarse de que todos los sistemas de la máquina funcionan correctamente, por lo que es obligatoria una revisión previa a su operación. Esta revisión debe considerar aspectos importantes de la maquinaria, tales como los frenos, la dirección, los cauchos y el mecanismo de levantamiento. De igual manera, se deben revisar los niveles de aceite, agua y combustible. Por ninguna razón se puede operar un montacargas con motor de combustión en un área cerrada o sin la ventilación adecuada, ya que se pueden producir casos de envenenamiento por monóxido de carbono. Al circular el aparato se debe respetar el máximo de velocidad de 10 km/h, no salir del vehículo mientras éste se encuentre andando y no dejarlo encendido después de estacionarlo. Tampoco deberá estacionarlo en un lugar donde pueda interferir con la circulación de personas o de otros vehículos. Es importante considerar un rango de espacio entre el vehículo y los objetos con los que puede chocar, como máquinas estacionarias, mesas de trabajo, peatones, mercancías almacenadas, etc. Esto es particularmente cierto en los casos en que se requiere realizar maniobras en reversa o en los que pueden existir “puntos ciegos”. Al manipular la carga, es de suma importancia asegurarla antes de subir o bajar las paletas, así como de trasladar el vehículo. La carga debe estar bien colocada, centrada y con el paso repartido a fin de evitar volcaduras y otros accidentes. En terrenos disparejos o en rampas con inclinación esto es doblemente importante y se debe reducir la velocidad de circulación. La normatividad sobre la operación de estos aparatos es bastante extensa y requiere tomar cursos para conocerla a cabalidad, pero los puntos mencionados se encuentran entre los más importantes para evitar riegos innecesarios.

Publicar un comentario

0 Comentarios