Se registra un nuevo caso de muerte en infantes por negligencia médica

De acuerdo con Lázaro Hernández, padre del pequeño fallecido, tanto él como su mujer, decidieron llevar al niño de apenas cuatro días de nacido, al nosocomio alrededor de las dos de la tarde, luego de que presentara un cuadro gripal. Aseguró que la tragedia ocurrió debido a que los médicos no les brindaron la atención adecuada por lo que se trata a primera vista de un caso de negligencia medica. Además, el padre del infante que forma parte de la comunidad de los triqui, señaló también como responsables a las autoridades estatales y al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, así como al secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez y al secretario de Seguridad Pública, pues dijo que durante el desalojo que tuvo lugar 22 de diciembre la madre dio muestra de alteraciones en el embarazo provocado por el desalojo del Palacio de Gobierno, y que posteriormente la llevaron a dar a luz aun faltando un mes para que se cumpliera el periodo de gestación. El relato de los acontecimientos tuvo lugar al tiempo que la madre lloraba frente al ataúd blanquecino del pequeño que, a propósito, fue trasladado al plantón que más de doscientas familias mantienen hasta la fecha en la calle Flores Magón en el centro de la ciudad. Al lugar, también acudió un grupo de peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para llevar a cabo las averiguaciones correspondientes. A estas declaraciones, se sumó la hecha por Mariana Flores López, quien es la vocera de los indígenas triquis, y que confirmó como fecha del nacimiento del niño triqui los últimos días del mes diciembre durante el plantón que se mantenía en el Palacio de Gobierno, y al que bautizaron con el nombre de Jesús Gabino. La joven líder de la comunidad triqui instalada en el Palacio de Gobierno de Oaxaca reiteró que la lucha que llevan a cabo no tiene precio, pues aseguró han recibido numerosas propuestas de funcionarios de la administración del gobernador, con la intención de comprarlos para evitar que continúen con sus exigencias de justicia. Así, expuso orgullosamente que no han caído en chantajes de las autoridades y que es mentira que hayan exigido al gobernador una cuota mensual de 15 mil pesos por las 200 familias. Asimismo advirtió a las autoridades que tienen intenciones de ingresar una vez más a los portales del Palacio de Gobierno, por supuesto, de manera pacífica, aclaró.

Publicar un comentario

0 Comentarios