¿Cuándo el aborto es necesario? Niegan ayuda a una joven con feto anencefálico

Una noticia ha sacudido a la comunidad de El Salvador pero también a numerosos grupos de activistas y de apoyo a los derechos reproductivos de las mujeres en muchos países de América Latina y Europa. Se trata del caso de “Beatriz”, una mujer de 22 años a quien la Corte Suprema de esa nación centroamericana ha negado una petición de interrupción del embarazo. Beatriz es un nombre supuesto que se ha utilizado para proteger la identidad de esta mujer. Ella padece lupus, enfermedad crónica-degenerativa que se agravó a consecuencia de su embarazo, pero es no es todo. Por medio de los estudios realizados durante las primeras semanas se observó que el feto es anencefálico, es decir, que no tiene cerebro y, por tanto, no sobrevivirá. El embarazo es de alto riesgo y no tiene posibilidades de completarse con buenos resultados, ya que el bebé nacería sin vida. Aún así, la Corte Suprema rechazó la solicitud de Beatriz para concederle un permiso especial que le permitiera interrumpir el embarazo. La ley de El Salvador prohíbe el aborto en todas las situaciones, incluso cuando se detecta un grave riesgo para la madre pero también cuando se trata de violaciones. No existen casos en los que la ley no se aplique. Esta situación ha provocado una grave situación de salud en este país, pues las mujeres recurren a diversos remedios caseros para producirse abortos cuando no desean ser madres. El metodo abortivo más común es el uso del misoprostol, una hormona que se receta principalmente para tratar problemas gástricos pero que colocada en la vagina produce hemorragias que expulsan al producto, si se emplea durante las primeras doce semanas del embarazo. Los casos en que la gestación está más avanzada, se utiliza un gel que ayuda a inducir el parto. Éste se utiliza en las salas de parto después de las 38 semanas pero también puede utilizarse antes de ese tiempo para provocar un aborto. También existen las clínicas clandestinas donde se realiza el aborto por succion, pero al carecer de regulación y operar en la clandestinidad, no ofrecen ninguna garantía a las mujeres que acuden a esos sitios. La Organización de las Naciones Unidad y la Corte Interamericana de Derechos Humanos han pedido al gobierno de El Salvador que reconsidere su postura al respecto pero sus voces aún no han sido escuchadas.

Publicar un comentario

0 Comentarios