Cómo entrenar a gatos y perros para adaptarse a estar juntos

Cuando hablamos de perros conviviendo con gatos, generalmente pensamos en rasguños, ladridos, gritos y mucha agresividad; tenemos y siempre hemos tenido la idea de que los perros y los gatos no son buena pareja de juegos ni de vida. Sin embargo en muchas ocasiones somos nosotros quienes orillamos a los perros a ver a los gatos como una presa y a que los gatos vean a los perros como una amenaza; esto no tiene por qué ser siempre así. Hoy en día se sabe que hay maneras de entrenar a perros y gatos para que aprendan a convivir. Así como los hijos, nuestras mascotas son el reflejo de nuestra personalidad, ellos absorben lo que sienten y ven de nosotros, es por esto que podemos ayudarles a aprender nuevos trucos y a tener diferentes actitudes, incluso podemos enseñarle a nuestros perros a convivir pacíficamente con nuestros gatos. ¿Cómo hacerlo? Tomando nota de los siguientes consejos: - Si buscamos introducir una nueva mascota a nuestro hogar, debemos tomar en cuenta la manera en la que nuestro anterior compañero se maneja y se comprende a sí mismo dentro de su espacio: es suyo y no quiere compartirlo. Por esto lo peor que debemos hacer es juntarlos en un espacio, si tenemos accesorios para gatos, no debemos permitir que el nuevo perrito se adueñe de ellos y viceversa. Lo más recomendable es presentarlos poco a poco. - Si las mascotas son separadas, que las visitas solamente ocurran bajo nuestra supervisión, intentemos no regañar a ninguno de los dos si las cosas se ponen difíciles, así no habrán resentimientos. - No debemos forzarlos a conocerse ni a convivir. Si vemos que alguno de los dos está pasando por demasiada angustia, lo mejor es separarlos antes de que ocurra el enfrentamiento. - Los momentos de juego pueden ayudar a que aprendan a tolerarse; tener accesorios para perros que también puedan gustar a los gatos es una buena manera de enseñarlos a acostumbrarse a los olores del otro, así cuando lo huelan al venir no los tomarán por sorpresa; los animales se guían mucho por su sentido del olfato. - La paciencia es el más valioso de los consejos, solo debemos recordar que si los niños, que entienden perfectamente nuestro lenguaje, tardan en adaptarse a un nuevo bebé, los animales que no hablan con nuestras palabras, requerirán de más tiempo y esfuerzo, pero valdrá la pena. - Como consejo adicional se recomienda presentarlos cuando los dos son cachorros o cuando uno de ellos sea cachorro, para que aprendan a crecer juntos y respetarse.

Publicar un comentario

0 Comentarios