Consejos para olvidar los mitos sobre el uso de cytotec

La interrupción legal del embarazo es una práctica legal en México, a la que toda mujer tiene el derecho de acceder sin ser juzgada o castigada por ello: uno de los principales métodos para la ILE son las pastillas abortivas cytotec. Muchas campañas en contra de la interrupción legal del embarazo han tratado de desprestigiar el uso de cytotec creando una serie de mitos en torno al mismo para hacerles pensar a las mujeres que no van a salir bien libradas ni física ni psicológicamente. Hoy despejaremos algunos de estos mitos sobre la interrupción del embarazo. Sentimientos de culpa El principal de los mitos, además el que más aterroriza a las mujeres, es el que asegura que quien se practique un aborto con pastillas cytotec, tendrá repercusiones psicológicas que no le dejarán a la mujer continar con su vida normal; se habla de caer en adicciones como alcoholismo, tabaquismo o drogas a causa de la culpa, traumas de por vida, desórdenes mentales graves y si tienen algún hijo en un futuro, se convertirán en malas madres a la sombra del aborto que hoy se practican. Sin embargo, cada mujer vive las experiencias de una manera distinta, así que el proceso de duelo dependerá de cada persona y del apoyo con el que cuente. Esterilidad El siguiente mito más frecuente es la esterilidad. Después de practicarse el aborto la mujer no queda estéril, puede quedar embarazada a los 10 días, por lo que se recomienda seguir usando un método anticonceptivo seguro. Un dato importante que casi nadie nos dice es que los anticonceptivos pueden no funcionar el primer mes de ingerirlos por lo que acudir a un doctor es la mejor manera de conocer el anticonceptivo indicado para nosotros. El ciclo menstrual de las mujeres no desaparece, se repone después de 4 o 6 semanas de que se realizó el procedimiento; pueden haber sangrados las dos semanas siguientes al aborto, lo cual es normal porque el cuerpo se re adapta. Después de utilizar las pastillas para abortar se puede tener sexo sin penetración vaginal, esto para darle tiempo al cuerpo de recuperarse y evitar infecciones. También se recomienda la suspensión del uso de tampones. El misoprostol es un medicamento que si bien tiene otras aplicaciones, sirve perfectamente para interrumpir embarazos de corta edad y para inducir partos de embarazos a término. Esta pastilla ayuda a que las contracciones uterinas empiecen y de esta manera el trabajo de parto se acelera. Este método es útil para las mujeres que buscan tener un aborto hasta las 12 semanas de embarazo; después de la treceava semana de embarazo, todos los abortos deben ser realizados en centros médicos u hospitales bajo la supervisión de un equipo médico.

Publicar un comentario

0 Comentarios