GuidePedia

0
Existe una gran variedad de materiales de construcción que se utilizan dependiendo de las necesidades de cada edificación. A pesar de que el concreto es uno de los materiales más populares, no es posible utilizarlo en todas las construcciones, hay un mundo de opciones alternativas, una de ellas es el acero estructural, a continuación hablaremos sobre este tipo de acero. El acero estructural es uno de los materiales para construccion que constan de una mezcla de diferentes elementos que dan como resultado un material fuerte y manejable, los elementos que se mezclan para hacer el acero estructural son silicio, fósforo, azufre y oxígeno con grandes cantidades de hierro y carbono. Ahora bien, el acero laminado elaborado en caliente se hace así con fines estructurales, por lo que se le denomina acero estructural al carbono que tiene 250 mega pascales de límite de fluencia. Generalmente los aceros al carbono tienen más del 95% de carbono en su contenido, sin embargo tienen en pequeñas cantidades otros materiales como azufre, oxígeno, silicio, nitrógeno, fósforo, manganeso, aluminio, cobre y también níquel. Gracias a su composición puede ser clasificado en acero carbonizado y acero inoxidable. El acero carbonizado es un recubrimiento de zinc que aplicado a una lámina, o cualquier producto metálico de hierro o acero, le brinda recubrimiento y protección ante la corrosión. El acero inoxidable se encuentra presente en muchos aspectos de la vida diaria gracias a la alta resistencia al calor, oxidación y corrosión. Al utilizar el acero estructural en las construcciones tenemos una gran cantidad de beneficios, entre ellos encontramos: - Gran firmeza. Gracias a que por pieza de acero encontramos una gran firmeza, puede ser utilizado en enormes estructuras como grandes puentes. - Las propiedades del acero no cambian de manera notoria con el tiempo, por lo que podemos asegurarnos de que durará hasta que se acabe. - Gracias a su composición, tiene la ventaja de la ductilidad, que es aguantar grandes esfuerzos de tensión sin fallar en su desempeño. - Un material que gracias a estas características reunidas, ofrece una gran tenacidad como elemento de construcciones que durarán mucho tiempo en el mismo estado. A pesar del alto riesgo que tienen ciertas piezas de acero a la oxidación, un buen mantenimiento mantendrá alejado al óxido que el tiempo le puede ocasionar; mantener las edificaciones fabricadas con acero constantemente vigiladas y en buen estado, nos aseguran construcciones en pie durante años y años.

Publicar un comentario

 
Top