GuidePedia

0
Si alguna vez hemos sido testigos de un episodio convulsivo, sabemos lo trágico que resulta para los familiares y amigos del afectado y lo verdaderamente peligroso que puede llegar a ser y para quienes no lo han padecido, es mejor estar completamente preparados para cualquier situación de este tipo, ya que estas cosas suceden cuando menos nos imaginamos. Hoy hablaremos un poco acerca del síndrome convulsivo para estar prevenidos. Prevenir las convulsiones es prácticamente imposible, ya que cada una de ellas cuenta con una génesis distinta; así como no todas pasan por lo mismo, no todas se tratan igual, lo mejor que podemos hacer es estar prevenidos para saber qué hacer cuando alguien convulsione. El sindrome convulsivo sucede cuando una parte del cerebro sufre una anormalidad en sus funciones, provocando rigidez corporal. Se considera un síndrome cuando se tienen más de dos ataques sin importar que no sean seguidos y si no hay causas como la baja de azúcar, falta de sueño o una previa enfermedad febril en la persona. Se identifica el síndrome cuando una persona presenta los siguientes síntomas: - Pérdida del conocimiento - Movimientos espasmódicos incontrolables - Mirada perdida, ojos en blanco o parpadeo rápido - Agitaciones repetidas de un miembro - Sensaciones como identificar ciertos olores, ruidos o manchas extrañas y sensaciones en el estómago Estas generalmente se presentan antes de sufrir el ataque, si después del ataque la persona se siente con sueño o confundida y pierde el control de los esfínteres, puede ser que se trate de algo más que una convulsión aislada. Al acudir al epileptologo, nos recomendará ciertos estudios que pueden detectar una anomalía en el cerebro; estos estudios son generalmente el electroencefalograma, resonancias magnéticas, punciones lumbares y magnetoencefalografía. Dependiendo del tipo de convulsiones que tenga el paciente será el tratamiento y el medicamento que se dará al paciente. ¿Cómo prevenir las convulsiones? Hay varias maneras de evitar en la medida de lo posible estos episodios que tan malos son para el cuerpo: podemos recurrir a una cirugía en caso de que los medicamentos no funcionen, sin embargo hay quienes prefieren la terapia de Estimulación del Nervio Vago (ENV), que ayuda a disminuir las convulsiones regulando los estímulos eléctricos del cerebro. También está la dieta rica en lípidos y baja en proteínas y carbohidratos conocida como la dieta cetógena, esta evita los espasmos tan seguidos. Es necesario dormir lo suficiente y en caso de que ya haya sido diagnosticado el síndrome, siempre tener precauciones como asegurar al paciente a su asiento, llevar un brazalete de indicaciones médicas y avisar en su escuela y grupos sociales su situación.

Publicar un comentario

 
Top