Cómo lograr una buena acústica en salas cerradas

Las salas cerradas, ya sean lugares para estudiar, para escuchar música o para trabajar, necesitan tener una acústica que facilite el ambiente de concentración y comodidad, aunado a esto, cada vez se utilizan más las nuevas tecnologías que requieren de lugares en donde se puedan reproducir archivos de sonido sin distorsión. Es en las edificaciones educativas en donde se le pone más cuidado a los detalles de acústica, ya que es necesario que se aproveche al máximo la capacidad de cada salón para beneficio de los estudiantes. Cada diseño acústico dependerá del uso que se le vaya a dar al cuarto en cuestión, porque las salas grandes evidentemente necesitarán mayor cantidad de absorción acústica que una sala pequeña. Desde que la edificación se está levantando, se tienen que considerar los aspectos acústicos de cada una de las salas; de no ser así será más difícil adecuar acústicamente las salas ya terminada una construcción. En el caso de las instituciones educativas, el diseño acústico de las salas debe facilitar el discurso entre los presentes, por lo que el uso de los paneles acusticos es en ocasiones indispensable para estos lugares. Sin embargo por ser salas grandes y lugares con muchos espacios, también es necesario pensar en el aislamiento acustico para evitar que el sonido rebote y se distorsione dificultando la transmisión de información entre los presentes. Este aislamiento se logra a través de acondicionamiento acústico que gracias a sus características otorga un nivel específico de absorción sonora que ayude a reproducir el sonido a la vez que absorbe los excesos para que no se vicie o se distorsione. En las salas de reuniones o auditorios se busca la menor interferencia posible en la comunicación por lo que se recomienda utilizar tabique con planchas de yeso y con lana de vidrio, que rellenando la cavidad permite que el sonido resuene con la potencia necesaria. En las escaleras y elevadores se busca absorber la mayor cantidad de movimientos vibratorios y que la construcción sea resistente a impactos, si nos ponemos a pensar, los elevadores son espacios muy silenciosos (a menos que fueran elevadores industriales) y que dan la sensación de ser una caja de seguridad que nos aislará de sonidos y climas. Otro lugar ejemplar para hablar de la acústica son los cines. Aquí se requiere tanto un programa que ayude a reducir el eco y transmitir los sonidos de una manera clara y potente.

Publicar un comentario

0 Comentarios