GuidePedia

0
Para abortar se necesita algo más que tener ganas de hacerlo, se necesita tener el método con el que queremos llevarlo a cabo y también la seguridad de que sabemos cómo se usan y qué efectos pueden tener en nuestra salud, pues no todas las mujeres son candidatas para consumir este tipo de medicamentos. El factor emocional también es muy importante pero en este pequeño artículo nos dedicaremos a darle los factores más importantes del uso correcto de las pastillas abortivas. Conseguir las pastillas de mifepristona no es difícil pues en muchos países se deben dar en los centros de salud a las mujeres que las soliciten sin preguntar nada más que la edad y los meses de embarazo con los que cuenta. En otros lugares en donde el procedimiento no sea legal, las pastillas se pueden conseguir por internet, sin embargo antes de ordenarlas debemos estar bien seguros de que estamos ordenando misoprostol y no estamos siendo estafados. Ya que tengamos las pastillas debemos saber que el aborto con medicamentos se realizan en tres tomas, con 24 horas de diferencia entre dosis y dosis; cada dosis consta de dos pastillas que para que sean más efectivas, deben ser introducidas en el canal vaginal. Se recomienda que antes de ser introducidas, se remojen con una gota de agua para que alcancen a disolverse más fácilmente. En compañía de alguien de confianza, debemos introducir las pastillas lo más profundo en el canal vaginal como nos sea posible, los tres días a la misma hora. Después de la primera dosis empezaremos a sentir los efectos, entre los cuales podremos destacar dolores fuertes, mareos, diarrea, vómito, fiebre, escalofríos y dolor de cabeza que una vez que se acabe el procedimiento, deben irse también. Para contrarrestar el dolor que sentiremos por la acción de la pastilla podemos tomar algunos medicamentos como paracetamol ya que no se contraindica. Al terminar los tres días del procedimiento, debemos realizarnos una ecografía para asegurarnos de que el útero se ha vaciado completamente, ya que si no se ha realizado el aborto con éxito, corremos el riesgo de sufrir alguna infección. Ya que ha pasado todo el proceso, es necesario escoger un método anticonceptivo que se adapte a nuestras necesidades y a nuestro estilo de vida para evitar futuros abortos, pues el cuerpo si bien puede recuperarse de ellos, no es algo sano estar recurriendo a esta técnica indiscriminadamente.

Publicar un comentario

 
Top