GuidePedia

0
Dado que todo lo que se hace vía electrónica es relativamente nuevo, en muchas reformas a las leyes no se ha considerado (más que en la ley de telecomunicaciones) la forma de actuar sobre los ilícitos que ocurran en la red. Tal es el caso de la contabilidad electrónica, que por ser un tema tan poco conocido por los legisladores, ha quedado fuera de la Reforma al Código Fiscal de la Federación (CFF), por lo cual temas tan delicados como las sanciones quedaron en un hueco. Así se ha registrado hasta ahora: el Código Fiscal no ha establecido multas para quienes omitan subir su recibos de contabilidad electronica a la página del SAT, por lo que las sanciones no han sido establecidas y los ilícitos han seguido a la orden del día. El artículo 83 y 84 del CFF hablan sobre las sanciones e infracciones que devendrían de no llevar la contabilidad de manera adecuada, pero no se habla en ningún momento acerca de las personas que no ingresen los recibos al portal del SAT. Hace unas semanas el Consejo de la Judicatura Federal se vio saturada con todas las demandas de amparos por parte de las empresas debido a la inconformidad que levantó la instauración de la contabilidad electrónica en el país, puesto que el internet no es un servicio generalizado en el país y muchas empresas se vieron afectadas por la falta de digitalización de documentos, que por falta de regularización se encuentran incompletos o inexistentes en el archivo electrónico. Fue esto lo que en parte afectó a la nueva reforma ya que por no tener los documentos al día, es en muchas ocasiones imposible llevar a cabo el procedimiento de autenticación de los recibos electrónicos. En este respecto, la nueva ley dicta que las sanciones se harán si la empresa en cuestión: lleva la contabilidad de una manera distinta a como las disposiciones oficiales lo imponen y hacerlas en lugares distintos a las disposiciones de ley. También sería motivo de sanción hacer los asientos incompletos, inexactos o fuera de los plazos respectivos. Parte de la molestia por parte de los empresarios fue la reglamentación que impone que las empresas deben deben tener la contabilidad a disposición de las autoridades en el plazo que ellas lo dispongan. Así, tras facturar en linea, mantener la nómina electrónica y demás procedimientos fiscales propios de las empresas, todo debe quedar a disposición del SAT. El socio del director de la Consultoría Antón Rioja, Alberto Ruiz Rioja declaró que esta es una medida sin sentido, ya que se propone una obligación sin tener una sanción para quienes la incumplan.

Publicar un comentario

 
Top