GuidePedia

0
Los montacargas son herramientas empresariales muy importantes pues ayudan a los trabajadores a mantener acomodados y organizados los estantes para los productos que la empresa ofrece a los clientes, llevando un control más específico de las operaciones y por lo tanto dándole la oportunidad a la empresa de ofrecer un mejor servicio a su cliente. Así pues es necesario que estas imponentes maquinarias se mantengan en el mejor estado posible, pues cualquier fallo puede devenir en pérdidas materiales e incluso humanas. Los diferentes tipos de montacargas tienen que ver con la capacidad de carga y las condiciones de trabajo a las que se vayan a someter, así cada tipo de montacargas requerirá diferentes tipos de cuidados, pero debido a que todos cuentan con traspaletas, hoy hablaremos de cómo darles el mantenimiento indicado a esta parte de nuestra máquina. Revisión inicial. La traspaleta es la parte con la que el montacargas levanta los objetos, revisar este elemento es esencial para asegurarnos de evitar accidentes. Lo primero que debe llamar nuestra atención son los rodillos que levantan las traspaletas: no deben estar desgastados ni agrietados y deben girar libremente. Si alguno de estos problemas se presenta, es necesario cambiarlos de inmediato. Cambiar los rodillos. Para cambiar los rodillos de la traspaleta es necesario colocarla sobre su costado para que los soportes queden expuestos y de esta manera podamos martillear hasta que ambos clavos que sostienen al rodillo salgan y quede libre. Una vez fuera, es necesario poner el nuevo elemento asegurándose de que quede completamente fijo y funcional. Si contamos con patines hidraulicos debemos aplicar exactamente el mismo consejo. Eje y ruedas. Ninguno de estos dos elementos debe tener fragmentos de metal ni partes planas en ella, pues esto comprometería su funcionamiento. Si las ruedas tienen alguno de estos problemas debemos girar la traspaleta hasta quedar del lado para poder remover la rueda y poner la nueva en el eje. Verificar. Para verificar que la traspaleta haya quedado en el lugar indicado y que goce de buen funcionamiento es necesario moverla, si no ha quedado bien instalada debemos remover el eje del volante y repetir el procedimiento de los rodillos para volver a colocarlos, esta vez en la posición indicada o con la pieza que le corresponde. Estos pasos son sencillos y los podemos realizar en la misma área de trabajo sin necesidad de llevar el montacargas a revisión; cualquier operador de montacargas o de patines electricos tiene la capacidad para hacer este tipo de reparaciones sencillas en la máquina.

Publicar un comentario

 
Top