GuidePedia

0
En el mundo empresarial los contadores han sido siempre de gran utilidad para el manejo de los números y las cuentas ya que ayudan a tener claras las finanzas de personas y empresas sin tener que adentrarse personalmente en el mágico mundo de las matemáticas. Con las nuevas medidas fiscales en México la ayuda del contador es aún más necesaria, sobre todo para mantener al día los cambios en la fiscalización y recaudación de impuestos, cambios que se han estado llevando a cabo periódicamente y si un contador se mantiene al día puede incrementar sus ingresos y sus clientes. Muchas personas pensaban que con el nuevo régimen electrónico de contabilidad los contadores se iban a quedar sin trabajo, pues aparentemente los sistemas de facturación electrónica y los programas de gestión de contenido empresarial iban a hacer todo el trabajo. Uno de los argumentos tanto del SAT como de muchos PAC para que el contribuyente viera con buenos ojos los cambios fiscales fue que se podría llevar la contabilidad más fácilmente sin la necesidad de contratar personal o de adquirir softwares especiales, hoy comprobamos que la realidad es otra. Desde que el RIF entró en rigor, muchas personas han empezado a acudir con los contadores públicos a aclarar las dudas de los procesos que necesitan llevar a cabo para estar en regla con el SAT ahora que todos los trámites son electrónicos, pues la ilusión de la facilidad extrema “todo al alcance de un clic” hacía parecer que la contabilidad electronica iba a ser el sueño de todo contribuyente por la supuesta facilidad que conllevaba su uso y pos los sistemas gratuitos del portal del SAT, sin embargo los procesos de incorporación, facturación y comprobación fiscal generaron tantas dudas entre los usuarios que los contadores tuvieron aún mayores oportunidades de trabajar incorporándose ellos también a las nuevas vías electrónicas. Las personas suelen acudir a los contadores por desconocimiento de la ley, por lo que se les solicita su asesoría. En el caso de las empresas, el trabajo de los contadores se divide entre en el ECM (enterprise content managment) que son una serie de acciones que se toman dentro del lugar de trabajo para tener todos los papeles en regla y no entrar en aprietos con Hacienda, que les puede costar incluso la licencia para operar. En la actualidad el trabajo más pesado de los contadores es el de llevar la contabilidad electrónica; uno de sus retos es ingresar y hacer las declaraciones necesarias de manera que el contribuyente pueda evitar el pago de tantos impuestos por un buen manejo de ingresos y egresos. El otro reto es mantenerse al día con los cambios fiscales pues constantemente se realizan y a los contadores o contribuyentes que los desconocen les puede ocasionar multas, por no abundar en la pérdida de tiempo y recursos al modificar documentos o volver a realizarlos desde el principio. El pasado 25 de mayo, día del contador, se dio a conocer que los contadores públicos y privados han incrementado su carga laboral (y sus ingresos) ya que los contadores profesionales salen más preparados a enfrentarse con el mundo moderno en donde todo se maneja a través de las pantallas y las contraseñas seguras, pagos electrónicos y dispositivos móviles, lo que les permite también incrementar su rendimiento.

Publicar un comentario

 
Top