GuidePedia

0
Cuántos casos no existen de personas que por la premura de someterse a una cirugía estética accesible acuden con cualquier charlatán esperando buenos resultados y obteniendo por el contrario la peor pesadilla de cualquier persona que es el verse deformados de manera permanente e irreversible. Muchos cirujanos plasticos que dicen ser experimentados y conocedores no son más que charlatanes esperando aprovecharse de los pacientes plásticos que en muchas ocasiones son muy vulnerables. Desde una otoplastia (que es la remoción de imperfecciones de la oreja) hasta un implante de senos o una rinoplastia, el médico que ejecute la operación debe ser un experto en el tema para que no ponga en riesgo ni la vida ni la apariencia de una persona. Un cirujano plástico que se oferte como experto debe cumplir con los siguientes requisitos: Haber cursado la especialidad en Cirugía Plástica, para lo cual se requiere tener el título de Médico General. Que el médico tenga cédula profesional. Es muy importante que antes de acudir con el cirujano nos aseguremos de que su cédula está registrada ante la SEP y que no es cualquier cédula falsa que compró en cualquier puesto. Experiencia. Todo cirujano que quiera ejercer debe tener como mínimo doce años de estudios profesionales, lo cual podemos corroborar ya sea con los títulos en su consultorio o con una búsqueda en internet. Asegurarse por medio de la investigación. En México existen asociaciones certificadas que se encargan de darle el visto bueno a los médicos; la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética puede orientarnos un poco si tenemos dudas acerca de nuestro cirujano. En dónde labora. Si la consulta previa no es en un hospital o clínica, hay que prender las luces de alerta, pues tanto el médico, como las instalaciones y el personal que atiende deben estar certificados. Anestesiólogo. Así como el cirujano, el anestesiólogo debe estar certificado para hacer su trabajo. Lugar del procedimiento. Es necesario preguntar y cerciorarse de que el procedimiento se vaya a llevar a cabo en el mismo hospital en donde nos atienden, así como también es importante preguntar sobre el tiempo de recuperación para saber si vamos a permanecer en donde se nos opera o si vamos a ser trasladados. La salud no es algo que se deba tomar a la ligera y si bien las operaciones estéticas no son siempre para mejorar la salud, esto no significa que podamos prescindir de los cuidados y precauciones necesarias.

Publicar un comentario

 
Top