GuidePedia

0
Uno de los elementos más importantes e ignorados por los automovilistas, son los resortes; mucha gente cree que sólo la suspensión, especialmente el amortiguador, lleva resortes especiales. Sin embargo todos los vehículos llevan varios tipos de resortes helicoidales en diferentes partes del vehículo. En este post nos enfocaremos en los resortes que llevan los amortiguadores. Los resortes helicoidales, como su nombre lo dice son resortes en forma de espiral. Su trabajo principal consiste en la absorbción de golpes y en permitir que el peso del vehículo no haga rozar las partes que lo componen, de modo que el automóvil tenga un suave andar para los pasajeros. Regularmente los fabricantes de resortes helicoidales los fabrican con acero templado con la intención de que su vida útil sea la misma que la del resto de los componentes del vehículo; sin embargo cuando la corrosión y el desgaste atacan al resorte los demás componentes y, por el contrario, los resortes en buen estado pueden alargar la vida útil del vehículo. Los enemigos de los resortes son el óxido, el calor, el tiempo y el mal uso. Algunas veces los vendedores de automóviles reemplazan los resortes que se encuentran en mal estado, con lo que logran mejorar la marcha del vehículo y la sensación que da a los conductores que lo prueban es mucho más agradable, de este modo pueden cobrar por el auto un precio más alto pues da la apariencia de un auto nuevo. Por ejemplo, una bobina en mal estado puede provocar que el vehículo de saltos innecesarios, lo que puede provocar el daño y desgaste acelerado de otras piezas, aquí radica la importancia del mantenimiento preventivo de todo nuestro automóvil y el reemplazo oportuno de autopartes, antes de que comiencen a dar problemas. Una de las formas principales en que el resorte se daña se presenta cuando se intenta bajar la estatura del vehículo cortando los resortes. Al aplicarse el calor de los sopletes para cortarlos, se desgastan o se reduce su resistencia, por lo que su cualidad para absorber los golpes del camino se reduce. La sobrecarga constante de peso al vehículo también puede ocasionar un deteriori acelerado de los resortes y de otras autopartes. Otra de las formas de dañar a los resortes (y al resto del vehículo) consiste en utilizarlo para transitar por caminos que no debería por su diseño. Por ejemplo, un sedán que salta por caminos de terracería podrá ver un desgaste de su vehículo en muy poco tiempo. El diseño y forma de los resortes suele variar, pero su resistencia y forma de trabajo es similar. Algunos resortes dan al vehículo una mejor marcha y manejo sin poner énfasis en la capacidad de carga mientras que otros se enfocan en el soporte de peso sin importar la marcha. En todos los casos es muy importante dar mantenimiento a los resortes y reemplazarlos en cuanto se necesite, evitando los cortes innecesarios y el mal uso que pueda dañar su vehículo a corto o largo plazo.

Publicar un comentario

 
Top