GuidePedia

0
El mundo de los solventes es muy amplio y sobre todo peligroso pues son productos químicos muy fuertes que deben utilizarse con mucha responsabilidad, pues de no saber cómo usarlos podemos ocasionar un accidente tanto material como humano. De entre los solventes el más popular es el thinner, que se vende en cualquier tlapalería, pues si bien es muy potente, es lo suficientemente seguro para usarse en casa. Generalmente el thinner de uso en casa es para las pinturas, tanto para adelgazarlas como para enjuagar las brochas y otros instrumentos utilizados para pintar, y si bien se debe tener cuidado, no es tan peligroso como otros más tóxicos de calidad industrial. Un poco sobre el thinner. Este compuesto entra en el grupo de los llamados genobióticos, que son sustancias que atentan contra la salud, es por esto que siempre se recomienda su uso en lugares abiertos o bien ventilados, pues puede provocar fuertes daños a la salud. Generalmente el thinner está compuesto por un solvente activo, un cosolvente y un diluyente; todos son importantes en el funcionamiento del mismo. El principal solvente del thinner es el tolueno, el cosolvente es el benceno y el diluyente es un compuesto de diferentes sustancias que son nocivas para el hombre. Para usar bien el thinner debemos conocer los siguientes datos: Es un líquido combustible Acumula cargas estáticas El vapor que emite es más pesado que el aire, por lo que tiende a viajar a largas distancias y acumularse en las zonas bajas. El thinner se utiliza en la industria para elaborar pegamentos de alta gama, pinturas, lacas, barnices y tintes; se les agrega con la finalidad de reducir su viscosidad, disminuye costos y controla la velocidad de evaporación; esto lo podemos utilizar en casa con pinturas de aceite que suelen ser muy gruesas y difíciles de aplicar; con un poco de thinner se puede hacer una pintura más delgada y fácil de utilizar. En el hogar, si estamos haciendo alguna renovación con pintura y se nos pasa la mano, podemos corregir los errores con un poco de thinner, así también si queremos darle un nuevo aspecto a algún mueble tomamos una estopa y la bañamos en thinner para pasarla por encima de la superficie que queramos recuperar, así poco a poco se despintará para darle paso al color original; esto sirve con madera, plástico y metal. La recomendación siempre antes de usar el thinner es estar en lugares ventilados, sin fuentes de fuego o electricidad y de preferencia fuera del alcance de los niños, pues los materiales utilizados en su elaboración son demasiado corrosivos.

Publicar un comentario

 
Top