GuidePedia

0
La pérdida auditiva es un tema de salud muy importante que muchas personas toman a la ligera pues para algunos es menos grave perder la capacidad de escuchar bien que la de ver o caminar bien. Es real que uno puede llegar a tener mucho más presente la mala vista, pero es igual de grave tanto para lo físico como para lo emocional el hecho de perder la audición total o parcialmente. Hay maneras de prevenir el desgaste auditivo, desde utilizar protectores de oído hasta aislar espacios con fibra de vidrio para evitar las resonancias. Hay lugares en los que el control del ruido no se lleva a cabo de manera eficiente provocando que el dosimetro llegue a medir niveles demasiado altos para ser escuchados sin la protección necesaria. En muchas ciudades que tienen cientos de miles de habitantes se ha llegado a detectar tanto ruido que es peligroso para la salud, ruido que puede resultar en trastornos fisiológicos y psicológicos por la falta de descanso en las noches o por el agotamiento y estrés que representa vivir los días escuchando los ruidos de los coches, construcciones y música constante. Hablando más de los problemas fisiológicos, gracias a estudios realizados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) se ha descubierto que la exposición prolongada al ruido puede causar algo más allá de agresividad y dificultad de concentración, sino que también puede provocar: - Hipertensión - Enfermedades cardíacas - Cefalea - Dificultad para capacitación oral - Trastornos en el sistema neurosensorial - Disfunción sexual - Zumbidos de forma intermitente o permanente. Debido a que los ruidos son subjetivos y lo que algunos consideran ruido para otros es normal, se ha hecho una clasificación de sonidos considerados como tal y lugares que producen mucho ruido. Ruido profesional: se considera como ruido profesional a aquellos sonidos que se producen en los espacios laborales como máquinas eléctricas, impresión, engranajes, taladros, prensas, máquinas de resonancia magnética, máquinas de coser, estallidos, bombas y compresoras entre otros aparatos de trabajo. Ruido comunitario. Este es el ruido de las grandes ciudades como conciertos al aire libre, las discotecas y bares, demasiada gente en las calles, claxon, coches, camiones, etc. Las personas tienen diferentes niveles de tolerancia al ruido, sin embargo siguen siendo peligrosas las exposiciones al mismo pues lo detectemos o no, o nos parezca ruido o no, cierta cantidad de decibelios daña permanentemente los órganos auditivos.

Publicar un comentario

 
Top