GuidePedia

0
Dentro del mundo automotriz los lubricantes industriales juegan un papel esencial, ya que sin los derivados del petróleo el automóvil y muchas otras máquinas a base de motor no podrían funcionar. La necesidad de estos productos es tan grande que en la actualidad existen más de 6 mil marcas de aceites y grasas lubricantes. La industria de los lubricantes ha mejorado sus productos, lanzando cada vez nuevas opciones aprovechando los diferentes tipos de materias primas y aditivos, que se utilizan para los diferentes tipos de rodamientos y maquinaria industrial. Los lubricantes se colocan como película protectora de partes de máquinas en movimiento, sus fines pueden ser brindar enfriamiento, reducir fricciones, mantener limpios los componentes, el sellado de fisuras, aislamiento de contaminantes, la protección contra la corrosión de metales y la protección contra partículas de polvo, humedad o agua. Todo esto ayuda a mejorar la eficiencia de operación y prolongar la vida útil del sistema. Tipos de lubricación Cada sistema tiene requerimientos específicos para la lubricación de sus componentes, lo que depende de factores como la viscosidad, la temperatura, la fricción, el calor, entre otros. Existen básicamente 4 tipos de materiales utilizados para la lubricación: Líquidos Estos suelen ser basados en aceites minerales derivados del petróleo, aunque pueden utilizarse aceites sintéticos o una combinación de ambos; los aceites minerales son excelentes lubricantes, aunque suelen degradarse más rápido, son menos nocivos con el medio ambiente y son económicamente accesibles. Por su parte, los aceites sintéticos son resistentes a temperaturas extremadamente elevadas, ya que extraen el calor y los contaminantes. Grasas Estos lubricantes son semilíquidos, suelen ser elaborados a ase de aceites minerales y agentes espesantes como jabón o arcilla que permiten que el producto permanezca en el lugar donde se aplica. Las grasas lubricantes protegen de la contaminación y la acumulación de residuos. Sólidos Aunque se producen en menor escala que los aceites y grasas, tienen aplicaciones especiales en lugares donde ni el aceite ni el líquido pueden utilizarse. Gases En algunas industrias se utiliza el aire y el gas como lubricantes, como las fresas que utilizan los dentistas. Escoger el lubricante indicado es prioridad para mantener nuestros sistemas funcionando y prolongar su vida operativa.

Publicar un comentario

 
Top