GuidePedia

0
La arena tiene muchos otros usos aparte de darnos una excelente sensación en los pies los días de verano en la playa; la podemos ver en edificios para evitar ciertos tipos de incendios, en los patios de juego de algunos niños para divertirse y hasta en algunas piezas de arte a modo de decoración de casas. En la construcción la arena tiene un papel fundamental desde el inicio de los tiempos pues hace un excelente conglomerante para colocar baldosas, ladrillos e instalaciones de piedra natural. Existen muchos tipos de arena que combinados con diferentes materiales para construcción hacen excelentes edificaciones resistentes y duraderas. Hoy hablaremos un poco acerca de los tipos de arena que se utilizan en la construcción de ladrillos, que también forman una parte imprescindible de las construcciones. Arena gruesa. Este tipo de arena generalmente se utiliza para la fabricación de soleras, que son los bordes de concreto que se usan de guía para el resto del piso pues otorga una consistencia más espesa al concreto haciéndolo también más resistente. Arena fina. Este tipo de arena combinada con otros materiales ayuda a darle acabados más finos a las construcciones pues el resultado final es un líquido más delgado que se puede manipular de maneras más delicadas. Suele utilizarse para hacer la argamasa -que es una mezcla de arena, cal y agua-, utilizada para hacer ladrillos de terminaciones que suelen colocarse en el exterior de las casas. Árido. El árido se utiliza para hacer los cimientos de las casas, pues es un material muy fuerte que suele mezclarse con concreto y arena gruesa. Suele utilizarse también para rellenar secciones entre ladrillos dando más estabilidad a la estructura. Balastro. El balastro suele mezclarse con árido, arena gruesa y cemento para que todo lo demás tenga un toque extra de estabilidad; este material es prácticamente el que se utiliza en los cimientos de todas las estructuras; generalmente se usa como base de vertido al rededor de la bardas de acero, recubriéndolas al igual que al ladrillo. Este es un material demasiado áspero para utilizarse en terminados y puede ser mezclado con casi cualquier material. Es importante que conozcamos el tipo de mezcla que vamos a utilizar dependiendo de la parte de la construcción que estemos por edificar; así también es necesario conocer los tipos de arena que tenemos disponibles para los trabajos.

Publicar un comentario

 
Top