GuidePedia

0
El control de ruido industrial es una práctica cada vez más común dentro de los sectores de la construcción, minería e ingenierías debido a las exposiciones prolongadas a emisores de ruido de alta intensidad como los vehículos y maquinaria industrial. El daño auditivo que conlleva el ruido ha llevado a los ingenieros a la búsqueda de soluciones para el aislamiento de la fuente sonora o vibratoria, al desarrollo de instrumentos de medición sonora y a la implementación de programas integrales para todos los niveles de riesgo auditivo laboral; las lanas minerales son una de las soluciones a las que más se recurre hoy en día para el aislamiento acústico y la protección de los trabajadores. La lana mineral es el aislante acústico más utilizado en todos los países de la Unión Europea debido a su versatilidad, ya que además de funcionar como aislante fabricado con materiales naturales, cuenta con un gran nivel de protección frente al calor y el fuego; a nivel internacional la lana mineral es reconocida por ser amigable con el medio ambiente, pues provienen de la arena silícea o la roca basáltica, lo que la convierte en un excelente material para el control de ruido industrial, que puede usarse en el hogar por sus cualidades y precios accesibles. Es común encontrar lana mineral en presentaciones de colchonetas y rollos, además puede agregarse papel kraft, de aluminio, malla metálica y resina para mejorar sus cualidades; podemos instalarla en techumbres, muros, tabiquerías interiores y losas. Los recintos con necesidades específicas de aislamiento acústico suelen utilizar lana mineral, como salones de conferencias, auditorios o cabinas de audio, pero ya que brinda protección frente al fuego también es común verla en fábricas, ductos de aire acondicionado, aislamiento de espacios huecos, cañerías y ductos de circulación de líquido a grandes temperaturas. La lana mineral es flexible, estable, inodora, reciclable, incombustible y no tóxica su instalación se recomienda que sea por parte de profesionales especialmente por el corte pues entre menos manipulaciones reciba, mayor será la cantidad de fibras que se conserven en su interior y la resistencia y vida útil. Se recomienda tener almacenada lejos de la lluvia y humedad y sólo sacarse del empaque para ser instalada. Si usted decide instalar la lana mineral debe utilizar protección adecuada: overol con gorro, mascarilla, guantes, gafas de seguridad y calzado adecuado; el contacto con la piel puede ocasionar inflamación y la inhalación de partículas, irritación de nariz y garganta. La lana mineral es un material versátil, durable y muy resistente, que brinda confort y seguridad a las instalaciones donde se coloca.

Publicar un comentario

 
Top