GuidePedia

0
Muchas partes fundamentales de nuestro automóvil dependen directamente de un buen resorte, el tipo del mismo depende de la función que vaya a desempeñar en el coche: los resortes de compresion y helicoidales hacen de un viaje en coche algo placentero y seguro, pues de no tener dichos elementos en la carrocería, los viajes serían extenuantes y algo inseguros, pues de no estar bien controlada la calidad del mismo resorte, después de pasar por terrenos irregulares, podríamos salir proyectados hacia el toldo del coche.
Los balancines y los resortes trabajan en conjunto para controlar la fuerza con la que la suspensión absorberá y regresará el impulso al automóvil, es por esto que debemos siempre tener bien controlada la calidad en la que se encuentran los resortes de nuestro auto, ya que de ellos depende que lleguemos con bien.
¿Cómo puedo mantener en buen estado los resortes de mi coche?
Para muchas personas mantener su coche en buen estado es algo que hacen incluso por hobbie, mientras que para otras es imposible detectar cuando algo anda mal con su máquina, por lo que hoy hablaremos un poco de cómo dar cuenta de que algo va mal para poder solucionarlo o acudir a un profesional.
Detectando fallas.
El primer síntoma de que algo anda mal con nuestro coche son los ruidos que puede hacer cuando andamos. Si al circular por las calles se escucha un crujido o chillido que aumenta conforme aumentamos la velocidad, alguno de nuestros resortes se encuentra dañado.
Si al ir manejando y tratar de voltear el volante hacia cualquier lado, éste no responde o tarda mucho en reaccionar, puede ser que nos estemos enfrentando con suspensiones gastadas. Otro síntoma que tiene que ver con el ya mencionado es que cuando el coche está andando y por cualquier motivo soltamos el volante, se va solo hacia un lado, ya sea el izquierdo o el derecho sin que nosotros lo mandemos; esto requiere de cambio inmediato.
Otra señal de alarma es que manteniendo el volante fijo, el coche empiece a moverse solo hacia un lado, pues esto significa que las rótulas o terminales están dañadas y requieren de cambio inmediato, pues el momento en que nuestro coche está tan desgastado que la dirección no responde, puede suceder que vayamos manejando y los sistemas se suelten totalmente haciéndonos perder el control del mismo.
Mantenga en orden sus resortes y su coche en general; llévelo a revisión cada 6 meses y deje que los expertos se encarguen. 

Publicar un comentario

 
Top