GuidePedia

0
En las escuelas muchos de nosotros no entendíamos a qué se debía la insistencia del personal docente en que usáramos uniformes pues a esas alturas de la vida vernos igual que nuestros compañeros puede resultar algo incómodo. Sin embargo cuando vamos creciendo y de pronto nos vemos enfrentados a una situación laboral en la que nuestras prendas de uso diario se pueden echar a perder, agradecemos la gama de uniformes industriales que nos protegen de maltratos y daños.
Ciertos uniformes tienen más carga simbólica que otros y lo comprobamos en el caso de los uniformes empresariales, en donde se lleva en la camisa algo más que una formalidad, sino que trae impresa la ideología y valores de la misma depositando en quien la porta una importante responsabilidad.
Un poco de historia
El profesor de Historia Daniel Louzao asegura que desde tiempos de la antigua Mesopotamia en los que la escritura surgía como modo de comunicación se pudieron registrar los primeros códigos de vestimenta que se utilizaban entre los guerreros para distinguir sus rangos. El tiempo ha pasado y hemos podido ver que los uniformes siguen siendo utilizados para diferentes aspectos: religión, trabajo y educación entre ellos. En muchas empresas el uniforme es una estrategia de marketing pues más allá de poner logos y frases en la ropa de trabajo, si logramos escoger una buena imagen empresarial para nuestra ropa, sin palabras podemos enviar muchos mensajes.
Para muchas empresas el simple hecho de elegir bien los colores que la marca va a llevar es todo el trabajo que han necesitado hacer, pues ya que una persona fácilmente reconoce los colores como en el caso de Subway, Cocacola, Domino’s Pizza y otras marcas famosas, fácilmente reconocerán a un trabajador de la empresa en un stand o transitando por las calles de la ciudad.
Las ventajas para el trabajador es que, como ya lo mencionamos anteriormente puede cuidar sus ropas del día a día y que si el uniforme es de su gusto y comodidad, se sentirá motivado para hacer mejor su trabajo, aparte de que en muchos lugares los uniformes deben ser específicamente cómodos y a la medida de los trabajadores para evitar que sufran percances en el lugar de trabajo; quienes trabajan con maquinaria pesada o materiales corrosivos no se pueden dar el lujo de dejar de usar el uniforme, es así que para muchos el uniforme va más allá de cuestiones de etiqueta.
Un buen uniforme, resistente, a la medida y con el mensaje indicado será la mejor campaña publicitaria.

Publicar un comentario

 
Top