GuidePedia

0
Uno de los gastos más fuertes que los padres tienen que hacer año con año cuando sus hijos entran a la escuela es el de los uniformes escolares pues ya sea que dejen de quedarles, se rompan o la escuela haga el típico cambio de diseño, siempre es necesario invertir en nuevas prendas escolares si no queremos que los amonesten por incumplir las reglas del recinto escolar.
Generalmente las escuelas cuentan con los uniformes del diario y los uniformes deportivos, aparte de contar con el uniforme de niño y niña, así sea como sea los padres de familia tienen que hacer el gasto que no es económico. Si bien es cierto que al momento de comprar los uniformes podemos llegar a gastar una fortuna, también podemos elegir una buena calidad que aguante más que la marca promedio, recordemos el sabio dicho “lo barato sale caro”.
Puede ser tortuoso el hecho de recorrer calles y calles de pantalones, faldas, pants y playeras escolares pero al final comparar precios y calidad es lo mejor que podemos hacer. Hagamos un recuento de consejos que los padres experimentados hacen a quienes apenas nos enfrentamos al inmenso mundo de los uniformes escolares.
Lo primero que debemos tomar en cuenta si la escuela no nos da el uniforme, es buscar una buena tela. Las telas sintéticas son más baratas, pero duran menos y no dejan respirar tan bien a la piel como las telas que tienen fibras naturales como el algodón.
En cuanto a las costuras siempre debemos checar que al final de los pantalones, faldas y playeras haya doble costura para que dure más tiempo el dobladillo y no tengamos que estar remachando; así también con los botones, debemos revisar que vengan reforzados para evitar que a las dos lavadas la playera escolar salga con dos botones menos. Los cierres siempre son mejores cuando son de metal, ya que los de plástico tienen a deshacerse rápidamente y reponer el cierre de una prenda suele no ser caro, pero sí molesto.
Hablando de los zapatos, es siempre importante revisar si son de materiales sintéticos y en el caso de serlo, asegurarnos que estén cosidos y no pegados en los bordes pues muchas veces los zapatos de materiales sintéticos que van pegados no aguantan las mojadas o el uso rudo; lo recomendable es comprar zapatos de cuero y revisar que las suelas no solamente estén pegadas sino que vengan reforzadas con una costura.


Puede llegar a ser exhaustivo si no tenemos la suerte de la soltura económica para sencillamente llegar al mejor lugar, sin embargo valdrá la pena comprar mejores materiales y evitar gastos extra en un futuro.

Publicar un comentario

 
Top