GuidePedia

0
Uno de los procesos más benéficos para nuestro organismo es el sudor, ya que a través de él podemos perder las toxinas acumuladas; una de las creencias de muchos deportistas, y personas que necesitan bajar de peso, es que a través del sudor lograrán eliminar la grasa acumulada en su organismo y por lo tanto, podrán bajar de peso.  En el siguiente post hablaremos sobre el sudor y el efecto cavitación que podemos potenciar con el uso de ultrasonidos de alta intensidad, HIFU, con los que sí podremos deshacernos de las células grasosas.
El sudor es el principal mecanismo de regulación térmica de nuestro cuerpo, es decir, cuando la temperatura corporal se eleva  -como cuando nos ejercitamos- el cuerpo segrega agua para disipar el calor. Esta agua contiene elementos tóxicos, pero también podemos encontrar en el sudor sodio, potasio, magnesio, zinc, entre otras sustancias benéficas que nos sirven para evitar alteraciones renales, cardiovasculares y cerebrales.
Cuando hacemos ejercicio la sudoración aumenta, y al sudar el cuerpo pierde líquido por lo que perdemos peso inmediatamente; realizar una actividad física intensa por un lapso de entre 1 y 2 horas puede llevarnos a perder el 1% de peso corporal, sin embargo en este momento aparece la sed intensa, en la que nuestro cuerpo requiere recuperar parte de los líquidos perdidos, por lo que recuperaremos el peso perdido. En medicina deportiva se ha estudiado la pérdida del 2% de peso corporal mediante la actividad física, sin embargo puede ser perjudicial para la salud y el rendimiento físico, ya que al perder agua perdemos electrolitos (como el sodio y potasio), que son fundamentales para el equilibrio celular.
Muchas personas creen que entre más suden, mayor peso perderán y que su adelgazamiento será más rápido, por lo que buscan la forma de sudar artificialmente, ya sea con un sauna o con fajas deportivas, sin embargo la clave para que el sudor nos ayude en el proceso de bajar de peso es quemar más calorías de las que consumimos, la sudoración por sí sola no es un proceso que gaste energía para ayudarnos a adelgazar.
El efecto cavitación, el uso de HIFU y el sudor
A través de ultrasonidos de alta frecuencia, HIFU, podemos obtener el efecto cavitación, es decir, el fenómeno físico que destruye a los adipocitos y la fibrosis celular (si dañar a los tejidos adyacentes), es decir, se consigue que las células adiposas estallen y se conviertan en líquidos, por lo que podrán ser eliminados por medio del sudor.

Para obtener los mejores resultados con el HIFU se recomienda ayudar al organismo en su proceso de depuración de grasa, haciendo ejercicio, bebiendo abundantes líquidos y alimentándose sanamente, con lo que podremos eliminar la grasa mediante el sudor y bajar de peso naturalmente.

Publicar un comentario

 
Top