GuidePedia

0
Tomar la decisión de recurrir a una abdominoplastia para perder la grasa localizada en el abdomen, es algo serio; esta cirugía puede mejorar la apariencia y la confianza de una persona, ya que le permite aplanar la región abdominal, disminuir estrías y celulitis sin tener que matarse en un gimnasio. Sin embargo, la cirugía para el abdomen no es un procedimiento para bajar de peso, ni sus resultados son eternos, muchas personas requieren la asesoría de una nutriologa deportiva para mantener e incluso mejorar los resultados obtenidos en el quirófano.

La Abdominoplastia o lipectomía es una cirugía estética recomendada para aquellas personas cuya piel ha quedado suelta y sin tono muscular debido a los embarazos o a una reducción drástica de peso, como sucede tras una liposucción o una cirugía bariátrica, ya que se enfoca en extraer el exceso de tejido en el abdomen (piel y grasa), al mismo tiempo que refuerza la musculatura abdominal, con lo que es posible obtener un abdomen plano y tonificado.

Sin embargo, esta cirugía requiere de un mantenimiento adecuado para conservar los resultados por mucho tiempo, ya que es posible aumentar de peso después del procedimiento. A las mujeres se les recomienda realizarse esta cirugía solo cuando ya no exista la probabilidad de quedar embarazadas, ya que los resultados alcanzados se perderían con un nuevo aumento de peso.

Algunas personas creen erróneamente que, tras una abdominoplastia ya no es necesario hacer ejercicio, sin embargo es recomendable realizar alguna actividad física, aún si anteriormente no se tenía el hábito, ya que ejercitarse ayudará a una recuperación más rápida y a la tonificación muscular. Además del ejercicio, una alimentación saludable es vital para evitar el aumento de peso; la combinación de dieta + deporte es la clave para una vida saludable, además es necesaria para reafirmar y tonificar todo el cuerpo, con lo que una persona puede mejorar su aspecto general.

Dieta y ejercicio Vs. Abdominoplastia

Muchas personas aún temen a la cirugía estética y optan por remedios naturales para aplanar su abdomen, sin embargo, el procedimiento es totalmente seguro si nos ponemos en manos de un profesional; además, la abdominoplastia no está peleada con la vida saludable, por el contrario, se complementan. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, esta cirugía no está indicada para perder peso, por lo que una persona con sobrepeso u obesidad debe perder esos kilos de más y ponerse en contacto con su cirujano para que le indique cuándo es el mejor momento para una operación del abdomen.

Publicar un comentario

 
Top