GuidePedia

0
Es un hecho que a partir de los 30 años nuestro rostro comienza a mostrar los primeros signos del envejecimiento, ya que a esa edad empezamos a perder firmeza en la piel, haciéndonos más propensos a la aparición de manchas, líneas de expresión, ojeras y falta de tono muscular. Si buscamos la forma de atenuar las huellas que los años nos han dejado, pero no deseamos pasar por el quirófano, podemos optar por técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía. A continuación les contaré las más comunes.

Cada vez más personas buscan recuperar su apariencia juvenil con métodos más naturales y menos invasivos, por lo que los expertos en estética han ideado diferentes formas para satisfacer las necesidades de quienes se alejan del quirófano. Una de estas técnicas es la luz pulsada intensa, también conocida como fotorejuvenecimiento, ya que se trata de un aparato que emite una banda ancha de luz que permite tratar manchas de la piel, texturas rugosas, etc., la energía de la luz llega hasta las capas de la piel para estimular la formación natural de colágeno, con lo que se va mejorando gradualmente la textura y tonalidad de la piel, además es efectiva para eliminar las manchas, los poros abiertos y las arrugas. El resultado es un rostro luminoso y fresco.

 El peeling químico es otra de las opciones más demandadas; este tratamiento consiste en la aplicación de productos químicos en la piel, con el fin de remover las células muertas mediante una exfoliación profunda, con lo que se crean células nuevas que atenúan o eliminan las líneas de expresión.Para este tratamiento es necesario una limpieza facial y una ligera lijadura de la piel para poder abrir los poros, posteriormente se aplican las sustancias químicas (generalmente son ácidos) las cuales se eligen dependiendo del tipo de piel y las líneas de expresión de cada persona; sin embargo, los expertos recomiendan no abusar del peeling recurriendo a él más de dos veces al año, ya que puede provocar un adelgazamiento de la piel.

 Para arrugas marcadas y profundas, que tienen origen en la gesticulación facial, se recomiendan las inyecciones de toxina botulínica, la cual bloquea la acción de los músculos implicados en las líneas de expresión, posteriormente estos músculos se suavizarán cuando la persona gesticule. Es importante acudir con un experto en la aplicación de botox, ya que con el abuso podemos obtener un rostro inexpresivo, acartonado y que incluso se ve más envejecido.

Lo más importante al buscar una técnica para rejuvenecimiento facial es obtener un resultado natural, que no alteren los rasgos faciales, que nos permitan mantener sus ventajas por más tiempo y que sean costeables. Consulta a un profesional para evitar complicaciones.

Publicar un comentario

 
Top