GuidePedia

0
Operar un montacargas o cualquier máquina que nos ayuda a la distribución y acomodo de un almacén sin darles mantenimiento es un error no muy común que quienes lo cometen suelen verlo reflejado en accidentes y pérdidas tanto materiales como humanas en el peor de los casos. Encontrar buenas refacciones de montacargas es una actividad que toda empresa con almacén debe llevar a cabo si quiere asegurar que sus mercancías llegarán a salvo a donde deben que es la satisfacción del cliente.
Combustible, batería, lubricantes y llantas de montacargas son algunos de los elementos que se requieren constantemente en el almacén, pero si no se eligen con los conocimientos de base necesarios, corremos el riesgo de tener que reponer dichas refacciones antes de tiempo “quien compra barato, compra a cada rato”. Hoy daremos algunos consejos y puntos importantes que se deben considerar antes de elegir la mejor refacción de su vehículo.
  • Terreno de trabajo. Si se opera dentro del almacén, en caminos de terracería, en pisos de concreto o en pendientes cambiará el material de las llantas que utilice el vehículo para adaptarse y evitar daños irreparables en lo que se transporta.
  • Ancho de los pasillos. No es lo mismo operar un transporte en un almacén abierto con pasillos de varios metros de ancho que en un reducido pasillo del supermercado en donde no solamente hay que tener cuidado con las vueltas, sino con las personas que puedan estar caminando. Si los pasillos son estrechos se recomienda tener un montacargas eléctrico y sus correspondientes refacciones de batería.
  • Peso de carga máximo. A mayor capacidad de apilado, menor capacidad de carga y si no tenemos esto en cuenta tendremos que comprar muchas refacciones de bandas elásticas y líquido hidráulico, pues forzar la máquina para que cargue más de lo que puede tal vez funcione pero acorta la vida de las partes y de la maquinaria en general.
  • Combustible. Ya sea que utilice Gas LP, baterías o gasolina siempre debemos hacer un uso consciente; cargar las baterías solamente el tiempo que se necesite, no forzar de más el equipo que utilice gasolina, etc.
  • Altura de la entrada. Parece increíble que las personas puedan dejar este detalle fuera de las consideraciones al comprar su montacargas, pero suele suceder que se toma en cuenta más la capacidad de carga que la altura; si pasamos por alto este detalle puede ser que incluso necesitemos reponer todo el aparato.
Ser conscientes y tomar en cuenta todas las necesidades de nuestro almacén al comprar un montacargas y sus refacciones pueden ahorrarnos mucho dinero.

Publicar un comentario

 
Top