GuidePedia

0
Ya es normal para quienes no trabajamos en un hospital, llegar al nosocomio y ver a los médicos en sus uniformes, diferentes dependiendo de la especialidad a la que se dediquen y al área a la que se dirijan, esto les sirve para reconocerse entre ellos y por supuesto, por ciertos estándares de limpieza e incluso de jerarquía. La venta de uniformes médicos se enfoca en tener siempre los mejores estándares de calidad y resistencia, pues algunos, como el quirúrgico se someten a situaciones extremas que requieren de confiabilidad.
Los uniformes quirurgicos específicamente sirven como barrera para evitar el acceso de cientos de bacterias e infecciones a la sala de operaciones, pues la ropa que utilizamos diariamente, de forma inevitable se contamina, se ensucia y daña, por lo que ninguna persona que asista a la sala de operaciones debe ingresar con sus ropas de calle, pero esta protección va de ambos lados, ya que si algún paciente está infectado de alguna enfermedad altamente contagiosa, el uniforme los protege de cualquier riesgo.
La ropa de quirófano consiste en ropa que debe cubrir todo el cuerpo: gorro, dos piezas de una pijama, el cubrebocas y las calzas; no puede faltar uno solo de estos elementos para entrar a la sala de operaciones, de otra manera no podrán entrar. Las gafas y los guantes dependen del equipo y lo que la persona que porta el uniforme vaya a hacer dentro de la sala.
Las normas con respecto a la indumentaria son estrictas y tienen que ver con la higiene personal. Todas deben ser cumplidas al pie de la letra.
1.- Los uniformes se encuentran en la zona negra adyacente al área gris del quirófano, esta sala tiene acceso desde un pasillo exterior pues nunca se debe ingresar más allá de la zona negra con ropas de calle.
2.- Personal profesional o no profesional y cualquier visitante a la zona del quirófano debe portar ropa permitida, limpia y de preferencia recién lavada; de no ser así no podrá entrar a la zona quirúrgica. Cada vez que se entra al quirófano, la persona debe llevar ropa limpia, por lo que siempre debe haber al alcance un suministro adecuado de ropa limpia; de mancharse dentro de la sala, la ropa debe ser lavada dentro de las instalaciones del hospital.
3.- De sacar las ropas de quirófano de la sala de operaciones después de un procedimiento, se corre el riesgo de infección, es por esto que se debe evitar la salida de cualquier persona con ropas de operación.
4.- La higiene personal debe ser muy estricta: ninguna persona con catarro o faringitis, infecciones agudas, cortes, quemaduras, lesiones cutáneas y con las uñas largas podrá entrar o hacer algún procedimiento dentro de la sala.
Pasar por alto estas recomendaciones puede significar multas para el hospital e incluso la muerte de pacientes y personal médico.

Publicar un comentario

 
Top