GuidePedia

0
arrugas y el decaimiento corporal se puede definir, sin embargo una persona se puede someter a un rejuvenecimiento facial y lucir 10 años más joven pero si al sonreír deja ver una dentadura opaca y manchada, dice más de lo que le gustaría.
Los dientes son huesos expuestos y como tal son porosos, a través de estos pequeños poros se pueden absorber sustancias como el vino y el tabaco, que percuden y manchan esos dientes perfectos que a todos nos gustaría tener. Hay quienes no pueden o quieren exponerse a tratamientos de blanqueamiento facial, para ellos existen las carillas dentales, que son un recubrimiento que puede regresarle a un diente percudido su blancura y a un diente roto su aspecto.
Las carillas son tal vez uno de los inventos más maravillosos de la ortodoncia pues nos permiten darle un aspecto sano y rejuvenecido a nuestros dientes prácticamente sin tocarlos; no tenemos que rebajar ni limar el diente ya que se colocan cuidadosamente en la parte frontal del diente. Suelen ser muy finas, varían entre los 0.3 y 0.1 mm de espesor, así es que logran adherirse al esmalte del diente con un cemento de resina, sin comprometer la estructura del diente.
Dependiendo del problema que tengamos existen diferentes tipos de carillas dentales:
  • Carillas dentales de composite. Con estas carillas solo necesitaremos una cita con el dentista ya que se hacen directamente dentro de nuestra boca sobre nuestro diente cuando visitamos al experto. Esta es la manera más rápida y barata.
  • Carillas componeer. Estas son similares a las de composite, pues se hace el molde y se colocan frente a los dientes dañados, se logra una sonrisa natural, sin necesidad de pasar por un laboratorio y todo en una sola sesión.
  • Carillas de porcelana. Requieren de dos a tres visitas para terminar de aplicarlas, tienen un aspecto muy estético y son las más apropiadas para casos graves de decoloración, astillado, fracturas y dientes mal colocados.
  • Carillas de zirconio. Es un material muy popular últimamente ya que tiene un aspecto traslúcido, lo que significa que difícilmente se les distingue de los dientes naturales, son muy resistentes y duraderas.

Todas las carillas deben tener un cuidado especial, que a decir de quienes se las han aplicado, vale la pena pues les brinda una sonrisa mucho más estética

Publicar un comentario

 
Top