GuidePedia

0
Como sabemos, desde el año 2007 el aborto quirúrgico es legal en la Ciudad de México, por lo que las clínicas federales abrieron áreas destinadas para satisfacer la demanda de interrupciones que día a día tienen; sin embargo, el estado mexicano no ha cumplido con brindar la atención necesaria de aborto seguro, atención médica antes, durante y después de la interrupción, como lo establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), para disminuir las tasas de muerte materna.

Además de los servicios públicos de salud, existen muchas clínicas privadas que también dan atención a las mujeres que buscan como abortar legalmente, especialmente a las foráneas, que no tienen el tiempo o los recursos suficientes para permanecer varios días esperando su turno para la interrupción gratuita, teniendo que regresar lo más pronto posible a sus ciudades de origen, donde la interrupción no les es permitida.

La jefa del Departamento de Salud Sexual y Reproductiva del Instituto Nacional de Perinatología (Inper), Norma Velázquez Ramírez en su conferencia “Impacto de la anticoncepción como una estrategia para disminuir la muerte materna” dio a conocer que a pesar de que se redujo la mortalidad materna en México, no se alcanzó el objetivo de reducir el índice a un 22.3% como establece la ONU.

En estados como Chiapas y Oaxaca aún no existen unidades médicas suficientes para llevar servicios médicos a las mujeres, especialmente en las zonas rurales; en dichos estados se han presentado 40 y 22 fallecimientos en lo que va del año, respectivamente, a causa de los abortos mal realizados, por lo que urge mejorar la atención en esta circunstancia.


La estrategia para reducir la muerte materna que más se ha trabajado en el país es la administración de métodos anticonceptivos, sin embargo urge apoyo para la despenalización del aborto en los estados donde aún es punitivo para evitar que las mujeres recurran a otros medios que puedan afectar su salud o poner en riesgo su vida.

La mejor alternativa para ejercer el derecho al aborto sin arriesgar la vida consisten en viajar a la Ciudad de México, ya con una cita en una clínica ginecológica como Ginecafem, donde se le realicen los análisis necesarios a la paciente para realizar el procedimiento de interrupción más adecuado para su caso particular, y donde además se verifique el éxito del procedimiento con ultrasonidos posteriores.

Publicar un comentario

 
Top