GuidePedia

0
De 6 a 8 horas diarias de sueño, los humanos pasamos la tercera parte del día durmiendo, este tiempo nos ayuda a descansar y levantarnos frescos y listos para afrontar los días de trabajo y actividades. Sin embargo, dormir en un colchón inadecuado puede provocarnos dolores de espalda baja o que los dolores que ya teníamos sean peores. Dormir en un colchon cómodo, adecuado a las estructuras de nuestra columna y lo suficientemente suave para un descanso, puede hacer la diferencia entre despertar con dolor o un descanso óptimo y reparador.
Existe gran variedad de colchones en el mercado, por lo que puede ser difícil escoger; podemos encontrar colchones restonic, ortopédicos, suaves, con memory foam, orgánicos y más, por lo que te presentamos una pequeña guía para que encuentres tu mejor opción:
1.       El más cómodo para ti. Al elegir colchón es importante pensar en nuestra comodidad, ya que cada persona descansa mejor dependiendo de sus gustos en firmeza o suavidad, por lo que la comodidad es el primer punto a considerar.
2.       Los componentes físicos del colchón. Los hay de resortes, de materiales orgánicos, hipoalergénicos, etc., se recomiendan aquellos con mínimo 15 cm de espesor y con la firmeza suficiente para dar soporte a la columna.
3.       Firmeza intermedia. Un colchón demasiado duro no respeta la curvatura normal de la columna vertebral, ni uno muy blando, que se hunda y modifique dicha curvatura; el colchón debe brindar soporte en las zonas de mayor peso para que no se hunda, como las caderas y el vientre. Podemos buscar colchones reforzados en el área de la columna, como los ortopédicos.
4.       La almohada es importante, ya que la cabeza es una de las zonas de más peso, donde se refleja el descanso o las noches de insomnio.
5.       El box spring también cuenta. Al cambiar nuestro colchón, debemos apoyarlo en una estructura adecuada, que sea firme y pareja; si compramos un colchón nuevo y lo colocamos en uno vencido o hundido, el nuevo se deformará y ya no nos brindará el alivio necesario para el dolor de espalda.
6.       Para dormir en pareja, se recomienda el King Size. Ya que rotamos más veces de las que pensamos al dormir, se recomienda un colchón espacioso para no interferir con el descanso de nuestra pareja (ni viceversa).
7.       Cambiar colchón cada 10 años, cuando ya tenga hundimientos en medio, ya no sea cómodo o despertemos con dolor de espalda o de cuello; es importante reemplazar el colchón para prevenir lesiones en la espalda y, en el caso de los niños, para prevenir problemas del desarrollo.

Recuerda que una de las mejores formas para aliviar el dolor de espalda es un descanso reparador,  y cambiar el colchón puede ser de gran ayuda. 

Publicar un comentario

 
Top