GuidePedia

0
En ocasiones las Pymes comienzan a plantearse la idea de crecer sus operaciones mediante la adquisición o ampliación de su stock, sin embargo, no consideran que en parte existen algunas consideraciones que deben de pensar previamente, pues tendrán que integrar nuevos procesos para gestionar el espacio y sus productos, y adquirir herramientas tales como patines hidráulicos para que las ayuden con el transporte, manejo y disposición de la mercancía.

El tener que adquirir nuevos recursos por ampliación del negocio, implican ciertos gestiones, no sólo el hecho de comprar patines hidráulicos manuales de carga, diablitos de carga o apiladores, para mover la mercancía contenida de un lugar a otro, sino que podría implicar contratar a nuevo personal e incluir nuevos procesos para tener un buen control del mismo.

Pero, ¿qué es un stock? Es el conjunto de mercancías que las empresas deciden almacenar por si en un futuro corto tuvieran que requerir de la mercancía para concretar una venta grande. Es decir, un stock se convierte en la capacidad que tiene una empresa por contar con mercancía almacenada que deja entrever el grado de previsión que se tiene hacia posibles necesidades futuras. 

Los stocks suelen ser consideradas como una de las grandes inversiones que realizan las Pymes, debido a que son un salto entre ser empresas pequeñas a empresas medianas, y porque representan una acumulación del 30% aproximadamente de sus ventas mensuales. Sin embargo, al representar que se trata del almacenamiento estratégico de mercancía y de crecimiento empresarial a la vez, muchas veces las empresas desconocen cómo debe de ser gestionado.

Para los empresarios es importante encontrar el equilibrio entre el dinero invertido en el stock, como el dinero destinado en otras necesidades de la empresa, por lo que no se debe olvidar que existen distintas modalidades de funcionamiento del stock, tales como el de tránsito, que es aquel almacén que se resguarda en una zona geográfica estratégica (debido a la presencia de un cliente importante), el cuál a su vez requeriría de inversión de transporte propio de carga; el de lote, que sólo es el que se refiere a una cantidad superior al que se comercializa; y el stock de seguridad, el cual se crea en función de predecir cuáles serán las cifras de venta, comparándose con meses o años anteriores.

Cabe mencionar que el stock no debe ser excesivo, debe haber un plan que permita establecer el porcentaje o la cuota mensual de la mercancía a almacenar, pues en caso de que se supere la cifra permitida de mercancía acumulada, se perjudicarán las finanzas de la empresa.

Publicar un comentario

 
Top