GuidePedia

0

Cuando tenemos vehículos, es muy importante darles el mantenimiento adecuado para su funcionamiento, el cual nos ayudará a prevenir el desgaste y la descompostura del automóvil en los momentos en que más necesitamos tener coche. Elegir los aceites y lubricantes industriales adecuados es clave para el cuidado del motor.
Sin embargo, los fabricantes de dichos aceites ofrecen diferentes compuestos, los cuales son indicados a los diferentes tipos de motor y se desarrollan en función del uso y necesidades de cada motor. Los lubricantes Shell se fabrican con base en las características de las diferentes industrias, por lo que es importante conocer las características de las diferentes gamas de lubricantes y su clasificación.
Los aceites para motor se clasifican en función al tipo de motor, ya que no es lo mismo uno de gasolina, uno de diésel y otro de nueva generación. Por ello, es importante conocer más sobre los componentes más importantes del motor de un coche, que puede prevenir el desgaste y optimizar el consumo de combustible: el aceite.
·         Letras y números: Estos sirven para clasificar el modelo del aceite con base en el sistema SAE o Sociedad de Ingenieros Automotores y API o Instituto Americano del Petróleo.
·         Viscosidad: Viscosidad se refiere a la estabilidad de un aceite ante los cambios de temperatura. Al ver la etiqueta de un aceite para motor, podemos observar que dice monogrado o multigrado; monogrado se refiere a los aceites con la característica de un único grado de viscosidad, mientras que multigrado indica un gran porcentaje de viscosidad. Gracias a los componentes, el aceite multrigrado permite que el lubricante sea más denso en invierno y que no sea muy líquido en verano.
·         Convencionales y sintéticos: Los aceites convencionales son el resultado directo de la destilación del petróleo, mientras que los sintéticos son fabricados en laboratorios, con propiedades conseguidas a partir de compuestos de bajo peso molecular. Muchas veces se recomiendan los aceites sintéticos sobre los convencionales porque tienen un buen funcionamiento a bajas temperaturas, pero también a las altas y son menos volátiles que los aceites convencionales.
·         Rangos de servicio API: Estos definen la calidad mínima que debe tener el aceite; los rangos que inician con la letra C (compresión) son para motores de tipo diésel, mientras que los que inician con la letra S (spark o chispa) son para motores tipo gasolina. La segunda letra indica la fecha o época del rango, siendo A antes de 1950, B de 1950 a 1960, C de 1960 a 1970 y así sucesivamente.

·         Aditivos: Es decir, lo agregados que tiene el lubricante para mejorar sus cualidades; los antidesgaste ayudan a evitar la fricción directa entre dos superficies que están en movimiento, formando una película de aceite, que evita el desgaste entre ambas superficies. Los aditivos detergentes ayudan a mantener limpias las partes interiores del motor que se ensucian por partículas de polvo o carbón. Y los aditivos dispersantes ponen en suspensión las partículas lavadas por el detergente y las disipa en millones de partes, reduciendo su impacto en el motor.

Publicar un comentario

 
Top