GuidePedia

0
Durante nuestras jornadas laborales solemos compartir nuestro tiempo con nuestros compañeros de trabajo, los cuales siempre vemos en las salas de juntas o en su escritorio… siempre ahí a nuestro lado, pero nunca, o casi nunca, fuera de la oficina. Raras veces tenemos la oportunidad de compartir un momento extraordinario con ellos, entonces claro, imaginar compartir experiencias en un campo de concentración o en una cocina, suena raro e inquietante, pero tentador y magnífico también.
 
Llega a la vida de los empresarios el llamado taller vivencial, talleres hechos especialmente para empresarios y empleados, mismos que nos permiten conocer a nuestros compañeros de trabajo de la manera más particular, a través de vivencias llenas de aprendizajes en donde se llega a conocer las fortalezas y destrezas de cada uno, con la finalidad de identificarlas y sumarlas para poder trabajar en equipo y enfrentarnos a las dinámicas de grupo propuestas.
 
Actualmente los talleres vivenciales son la nueva y la mejor forma de capacitar empresarios, pues con ellos, se logra mejorar el desempeño e impulsa a todos los participantes a brindar lo mejor de sí mismos para crecer en conjunto como el equipo que son en la vida real.
 
Ahora bien, la razón por la que mezclamos la efectividad de estos talleres vivenciales con comida, es por la experiencia inolvidable que se crea. ¿Quién podría olvidar aquel día en el que en lugar de trabajar por 8 horas continuas en su oficina, se la pasó cocinando y comiendo con sus compañeros de trabajo? 
 
Sin pensarlo, igual y sin quererlo, los participantes se conocieron y trabajaron juntos de una manera armoniosa. Planificaron, se organizaron y lograron cumplir con el reto de cocinar juntos.
 
Competencias a desarrollar:
  • Organización.
  • Comunicación.
  • Derogación.
  • Complementación.
  • Gestión.
  • Liderazgo.
  • Planeación.
  • Creatividad
 
Se dice que el mejor aprendizaje ganado, es aquel que se asimila en circunstancias insólitas tal y como éste dentro de una cocina. 
 
Competencias como éstas y otras más se desarrollan en distintos tipos de retos culinarios. Mientras que en unos se arman equipos de trabajo de cocina para conformar un solo menú, en otros se conforman sólo dos equipos y compiten entre ellos para ver cuál de los dos propone el menú más creativo e interesante. Además otros talleres incluyen clases de cocina grupales, u otros abordan la competencia del liderazgo desde el ámbito de la cocina; sin embargo, todos al final incluyen lo más importante de todo… comida para compartir.

Publicar un comentario

 
Top