GuidePedia

0
Los resortes más utilizados en el ámbito automotriz son los muelles helicoidales y las ballestas. Esta parte del sistema de suspensión de los vehículos también debe estar bajo mantenimiento aunque no sean sometidos a cambios regulares como otras piezas automotoras. La realidad es que los resortes sufren casi constantemente de dos principales cargas: mecánicas y ambientales. Según el sistema de suspensión, cada resorte es adecuado según sus características, al igual que la tipología del vehículo, sin olvidar la utilización y el cuidado que se le brinda. Los resortes, también llamados muelles helicoidales bajo una terminología más técnica, se usan en las suspensiones independientes. Su principal razón radica en la mejoría de la estabilidad, además logra elasticidad blanda por el recorrido del resorte y ocupan menos espacio así como también menos peso. Estos tipos de resortes son a torsión, de manera que se retuerce adecuadamente al esfuerzo que requiera sobrellevar. Cuando finaliza la tensión vuelve a la posición de reposo. Lo que debe tener en cuenta es que habrá mayor flexibilidad mientras existan más cantidad de espiras. Pero también dependerá del diámetro del resorte, del espacio entre espiras, del grosor y resistencia del material que lo compone que no solo puede ser metal sino que también puede venir recubierto por goma o plástico entre otros. Mientras que las ballestas se conforman por un grupo de hojas o láminas de acero. Van juntas, articuladas mediante abrazaderas que ceden el deslizamiento entre las hojas. La hoja superior se le denomina hoja maestra, tiene curvas en las puntas para permitir montarlas en los casquillos de bronce acoplarlas al soporte del bastidor mediante pernos. Como conductor no debe caer en el error de cambiar los amortiguadores y olvidarse de los resortes. Olvidar hacer estos reemplazos es una situación que ocurre a muchos pilotos. Mecánicos especialistas recomiendan cambiar resortes cada dos cambios de amortiguadores. Cuando se subestima el cambio de resortes se genera mayor desgaste en los amortiguadores, rótulas o extremos en la dirección, lo que obviamente afecta en su durabilidad y en el manejo del vehículo así como en su alineación cuando el caso toma gravedad. Los resortes también deben ser sustituidos cuando vea que el óxido los corroe. Del mismo modo cuando las espiras de los resortes lucen golpeadas o perdieron su forma original. Otros tipos de resortes: - Resortes de rango constante. - Resortes de rango variable. - Resortes Control Coil. - Resortes Tuff Coil. - Resortes Cargo Coil.

Publicar un comentario

 
Top