GuidePedia

0
Si eres de los que en la cocina tiene al ras su rejilla de secado de platos y vasos, y requiere de un espacio extra para poner a escurrir sus cucharones, cuchillos u otros utensilios colgables. O si por ahí estás buscando optimizar el espacio de tu armario, el siguiente artículo podría interesarte. 

A continuación te explicaremos cómo puedes hacer tu propia rejilla de secado para colgarlo en la pared de tu cocina o tu propio perchero, utilizando un poco de malla de alambre recocido, la cual podrás conseguir a la vuelta de la esquina en una ferretería.

Suele pasar que tras haber hecho alguna remodelación y haber comprado alambres de acero u otros materiales de construcción como el armex para construcción o la concertina, te haya llegado a sobrar este material o algún otro y los tengas por ahí a la mano, así que échale un vistazo a lo que tengas disponible y ve si no tienes malla de alambre recocido por ahí.

Pasos para hacer una rejilla de secado o perchero:

1. Mide la longitud del espacio en donde ubicarás la rejilla.
Si es en la pared de tu cocina, será mejor que la longitud sea exclusivamente la misma que la que utiliza actualmente tu rejilla de trastes, o máximo que mida lo que mide la rejilla y lo que mide el fregadero estando juntos.

2. Si tu interés es hacer un perchero en tu cuarto, mide el espacio disponible que ocupará en tu armario, o toma como referencia el ancho de la puerta de tu habitación para que lo cuelgues.

3.. Determine la cantidad de material que vas a necesitar y haz los cortes necesarios.

4. Con unas pinzas de corte, gira la malla de alambre recocido para que en lugar de rombos se puedan visualizar rectángulos. 

5. Decide si utilizarás las puntas de la rejilla para colgar objetos o si utilizarás pinzas para dar sostén. En el primer caso, dale forma al alambre.

6. Haz los cortes según el área del material que necesitas y sus puntas y lima los bordes.

7. Limpia el material y lávalo si es posible.

8. Clava la rejilla a tu pared, armario o detrás de tu puerta y listo.

Uno de los tips que podemos darte es que pintes o barnices la rejilla para que se adecué más a los colores de tu cocina o de tu habitación. En caso de hacerlo, asegúrate de estar utilizando un barniz de aceite, de esta manera no se despintará por un largo tiempo.


Publicar un comentario

 
Top