GuidePedia

0
Con el tiempo, el cuerpo va sufriendo cambios. Uno de ellos es la pérdida de tono muscular. En las mujeres, la reducción de estrógenos y los partos provocan que la vagina pierda elasticidad y capacidad de tensión. Asimismo, el descenso en la producción de estrógenos provoca que las paredes vaginales adelgacen, por lo que puede existir inflamación, sequedad e infecciones por el cambio del pH vaginal. La flacidez vaginal también se relaciona son el envejecimiento, obesidad, estreñimiento crónico, y al levantar objetos pesados. Esta laxitud vaginal influye en la sensibilidad durante las relaciones sexuales o bien dolores durante las mismas. Hoy en día, existen tratamientos de rejuvenecimiento vaginal, los cuales, tienen como objetivo mejorar el tejido vaginal. Más allá de ser un procedimiento estético, se trata también de un tratamiento que mejora el autoestima de las pacientes y su vida sexual, además que corrige problemas del suelo pélvico.
 Los efectos de las técnicas de rejuvenecimiento vaginal son: 
 • Una zona con un aspecto más joven
 • Recuperación de la capacidad de contención urinaria
 • Mayor satisfacción sexual
 • Mejoría en la lubricación vaginal
 • Mayor firmeza en labios vaginales y monte de Venus.
 El rejuvenecimiento vaginal no es exclusivo para mujeres que hayan dado a luz. Mujeres, a partir de 18 años, que tengan problemas de incontinencia urinaria o bien que deseen que su zona íntima se vea más joven. El procedimiento de rejuvenecimiento vaginal no es doloroso ni caro. De hecho existen diversos tipos: - Quirúrgicos - No quirúrgicos En casos de vagina muy amplia pueden combinarse la cirugía de vaginoplastia con tensado vaginal para obtener un mejor resultado. El rejuvenecimiento vaginal puede complementarse con tratamientos de cosmética vaginal. Éstos son recetados bajo control ginecológico y alivian los síntomas de sequedad, atrofias vaginales, falta de lubricación. ¿Quiénes son candidatas al rejuvenecimiento vaginal?
 - Toda mujer que desee eliminar la flacidez vaginal
 - Mujeres que no tengan satisfacción sexual por laxitud en sus paredes vaginales.
 - Pacientes que tienen dificultades para retener un tampón, problemas de prolapso de órganos como vejiga caída o recto caído o incontinencia urinaria.
 En caso de sangrados menstruales abundantes, lo recomendable es que este procedimiento se realice cuando acabe el periodo menstrual. Es importante que también se atiendan este tipo de anormalidades, pues puede tratarse de miomas uterinos.

Publicar un comentario

 
Top