GuidePedia

0
Tomar la decisión de practicar una Interrupción Legal del Embarazo es, sin duda, una de las más difíciles a las que puede enfrentarse una mujer. Y es que a pesar de saber que es su mejor elección de acuerdo a las circunstancias en las que se encuentre, siempre existen dudas tanto del procedimiento como de qué ocurrirá una vez que lo haya realizado.

Es importante saber que un aborto puede tener consecuencias durante el procedimiento, aunque de acuerdo con algunos estudios esto sólo ocurre en el 8% de los casos y depende en gran medida de las condiciones en las que se realiza. Si se hace en un sitio seguro, con buenas medidas de higiene y supervisado por médicos especialistas las probabilidades son prácticamente nulas, sin embargo, si se realiza en un lugar clandestino o bajo ninguna supervición este porcentaje se eleva por completo.

Pero es diferente cuando hablamos de las consecuencias posteriores a la intervención, y es que en este caso el 25% de las mujeres manifiestan algún síntoma psicológico incluso en un largo plazo. Padecer alguno de ellos dependerá mucho de cada persona y del tratamiento posterior que haya recibido.
Algunas pacientes experimentan el llamado Síndrome postaborto, en el cual manifiestan sentimientos de ira, angustia, culpa, insomnio, depresión e incluso tener ideas de suicidio o comenzar a beber o ingerir drogas.

Para prevenir este tipo de síntomas, las mujeres que se realicen una Interrupción Legal del Embarazo deben acudir a sesiones de terapia psicológica que las ayuden a superar esta decisión, ya que muchas de ellas lo enfrentan solas porque no cuentan con el apoyo de su familia o amigos o simplemente porque decidieron no platicarlo con nadie.

También puede ocurrir que al finalizar el aborto de inmediato se experimenten cambios en el ánimo, las mujeres pueden comenzar a sentir mucho miedo, angustia, inquietud, ansiedad e incluso un llanto inesperado, muchas de estas manifestaciones son momentáneas y no por vivirlas significa que en un largo plazo vayan a presentar el síndrome postaborto, sin embargo, no deben tomarse a la ligera y si en los días seguidos a la interrupción están presentes lo mejor es acudir con un psicólogo que nos enseñe a canalizar los sentimientos.

Sin importar el método de elección para realizar la interrupción como pastillas para abortar o un legrado, todas las mujeres son vulnerables de tener alguna consecuencia, pero si buscan la ayuda adecuada y lo realizan en un sitio profesional no tendrán de que preocuparse.

Publicar un comentario

 
Top