GuidePedia

0
La ciencia está presente en todo lo que hacemos, aunque no siempre estamos conscientes de los términos para nombrar ciertas reacciones o procesos sí sabemos que muchos de los fenómenos, productos y actividades tienen una explicación científica y fueron creados para ayudarnos a mejorar nuestra vida. En esta ocasión hablaremos de la tribología.

Pero, ¿Qué es tribología? es la ciencia que estudia la interacción de las superficies en movimiento relativo y se centra en el estudio de fenómenos como la fricción entre dos cuerpos en movimiento, el desgaste como efecto natural del fenómeno y la lubricación como medio para evitar el desgaste.

Se puede decir que esta ciencia está presente en todos los aspectos de la maquinaría, motores y elementos de la industria. Sus principales componentes son los rodamientos, los frenos, los embragues, los sellos, los anillos de pistones y los engranes.

La aplicación de la tribología tiene muchos beneficios como son el ahorro en materias primas, el aumento en la vida útil de las herramientas y la maquinaria, el ahorro de recursos naturales, mejor aprovechamiento de la energía, la protección al medio ambiente y con todo ello un ahorro económico.
 
Como mencionamos la tribología se centra en el estudio de ciertos fenómenos, tres para ser más específicos: fricción, desgaste y lubricación.  A continuación explicaremos la importancia de cada uno.

Empezaremos por la fricción, científicamente se puede explicar como la fuerza de rozamiento entre dos superficies que están en contacto con una fuerza que se opone al movimiento de una superficie sobre la otra o bien a esa fuerza que se opone a que se inicie el movimiento. Quizá suene muy complicado pero si ponemos un ejemplo de la vida cotidiana, la fuerza de fricción es la que nos permite caminar y correr.

El siguiente fenómeno que estudia la tribología es el desgaste el cual se define como una pérdida de material de la interface de dos cuerpos cuando a éstos se les ajusta a un movimiento relativo bajo la acción de una fuerza. La ciencia ha identificado seis tipos principales de desgaste y son los siguientes: por adherencia, por abrasión, por ludimiento, por fatiga, por erosión y por corrosión.


El último elemento es la lubricación y se trata de separar dos superficies con deslizamiento relativo para producir el menor daño entre ellas, para lograrlo se coloca una película de lubricante de espesor suficiente entre las dos superficies para evitar el desgaste. Existen diferentes tipos de lubricantes que se pueden utilizar, están los que se dan de manera  natural como el agua y el aire o aquellos que se fabrican como aceite sintético creado para que funcione en condiciones especiales de temperatura y velocidad. Existen tres tipos de lubricación: hidrodinámica, límite e hidrostática. 

Publicar un comentario

 
Top