GuidePedia

0
Uno de los grandes retos que enfrentan emprendedores y dueños de negocios tiene que ver con la obtención de recursos para hacer crecer su negocio, remodelarlo o adoptarlo. Hablar de financiamiento para muchos implica un gran temor por un lado están quienes creen que tener la necesidad de solicitar préstamos empresariales quiere decir que no tienen un negocio rentable, y por otro están quienes temen a las consecuencias si no pueden pagar en tiempo y forma.

Pero no se tiene porqué ser tan fatalista, sin duda el financiamiento puede estar perfectamente justificado y puede ser de gran ayuda para el negocio si se solicita en el momento correcto y se usa para el crecimiento de la empresa.

Para que solicitar un préstamo se deben tener en cuenta dos puntos importantes, por un lado asegurarse que el negocio está en el momento adecuado para hacerlo y por otro lado solicitarlo a través de un medio que le convenga a la empresa y que se pueda adaptar a sus necesidades, se deben evaluar todas las opciones desde el empeño de autos hasta el financiamiento con familiares o amigos.

A continuación te daremos unas claves para que descubras si es el mejor momento para que tu empresa busque más capital. Primero deberás evaluar la situación de tu negocio ya que puede estar frente a dos escenarios.

El escenario uno es que tenga una alta demanda de sus productos o servicios y su capacidad para satisfacerlos sea muy baja, esto sin duda podría traerte pérdida de oportunidades y descontento con tus clientes. Si es el caso estás en un buen escenario para comenzar el crecimiento. Debes tener cuidado en la manera en la que inviertas tus recursos y evaluar correctamente si lo que necesitas es contratar más empleados, tener más maquinaria de producción o mayor capacidad de reparto.

El escenario dos es que tengas una buena capacidad de producción pero tu producto no se esté vendiendo, aquí podría haber dos problemas, ya sea con el producto mismo que no está en el gusto de los consumidores o con problemas de marketing y promoción, por lo que el financiamiento tendrías que usarlo para alguno de estos dos puntos e intentar salvar el negocio.


Ambos casos requieren de una inversión para tomar acciones inmediatas, y en ambas situaciones lo que se necesita es una evaluación a fondo para elegir en qué áreas es más conveniente hacer las mejoras para que reditúen en el crecimiento de la empresa. 

Publicar un comentario

 
Top